El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Encuentros en la biblioteca / Meeting at the library : David Roas.

En nuestra serie encuentros de biblioteca tuvimos la oportunidad de hablar con el escritor español David Roas. Es teórico de narrativa fantástica y combina las facetas de investigación y creación. Además, es profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona, su ciudad natal.

Durante la entrevista, realizada por Patricia García, Roas nos muestra su visión de qué es lo fantástico; un mundo normal y cotidiano donde hay un momento en que irrumpe lo imposible.

También nos habla de la situación actual de la literatura fantástica en España y de algunas de sus inspiraciones para escribir. Especialmente importante ha sido su estancia en Perú, nos cuenta Roas, y el resultado fue un libro de cuentos ambientados en su totalidad en el país sudamericano.

Como experto en literatura fantástica pudimos escucharle, junto a Cristina Fernández Cubas en el coloquio “El cuento que vendrá” en el Instituto Cervantes de Dublín, reflexionar sobre el futuro de esta en España.

—————————————————————————————————————————–

In our series “Meetings at the library”, we had the chance to speak with the Spanish writer David Roas. He is a theorist in fantastic narrative who combines his work as a researcher and his literary career. In addition, he works as a teacher in Autonomous University of  Barcelona.

During the interview, that was made by Patricia García, Roas showed us his personal view of fantasy;  he sees it  as an ordinary and normal world in which suddenly something impossible bursts.

He also talked about the current situation of  Spanish Fantasy Literature and some of his inspirations to write. It was specially important to him his stay inPeruand as a result of this experience, he wrote a book of short stories, all of them located in this South American country.

As an expert in Fantasy  Literature we listened to him along  with Cristina Fernández Cubas in the talk “The story that will occur” held at  Instituto Cervantes Dublin, reflecting about the future of Fantasy Literature inSpain.

Encuentros en la biblioteca / Meetings at the library: Alfonso Zapico

En la serie de  “Encuentros digitales” entrevistamos al historietista  Alfonso Zapico, que nos presentó su trabajo Dublinés, una novela gráfica sobre la vida del escritor irlandés James Joyce.  Ganador del  premio autor revelación de 2010 en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona, sus trabajos de cómic han sido publicados hasta la fecha en España, Francia, Bélgica, Suiza, Canadá y Polonia. Actualmente vive en Francia, donde trabaja en varios proyectos de cómic en la Maison des Auteurs de Angoulême.

Para la creación  de Dublinés, Alfonso nos cuenta que recorrió media Europa tras los pasos de Joyce, recopilando una amplia documentación, la cual ha sabido trasformar en  historia y expresarla a través de  viñetas. Una vida complicada plasmada a través de dibujos, creando complicidad entre el escritor y el lector, convirtiéndose este último en compañero de viajes del protagonista.

En su visita a Dublín (en Bloomsday, una fecha que todos los seguidores de Joyce saben que es especial), participó en dos actividades que organizamos en el Cervantes: un taller de guión de cómic, y una charla sobre Dublinés.


In the framework of our series “Meetings at the library” we interviewed strip cartoonist Alfonso Zapico, who made an introduction of his work Dublinés, a graphic novel about the Irish writer James Joyce. He was awarded at the 2010 Barcelona International Comic Fair in the category of best newcomer and his comic works have been published in Spain, France, Belgium, Switzerland, Canada and Poland. At present he lives in France, where he develops several comic projects at the Maison des Auteurs de Angoulême.

For the creation of Dublinés, Alfonso told us that he travelled all over Europe in search of Joyce’s track, compiling a great amount of information, which he later converted into a story and expressed through frames. It depicts Joyce’s complicated life, creating a complicity between the author and the reader, who becomes the fellow traveler of the main character.

During his visit to Dublin (on Bloomsday, a special date for James Joyce fans), he took part in two activities organised by Instituto Cervantes: a workshop on comic scripting and a talk about Dublinés.

Encuentros en la biblioteca / Meetings at the library: Juan Cruz

El 15 de December de 2011 en Encuentros en la biblioteca por | Sin comentarios

Dentro de nuestra serie “Encuentros en la biblioteca” recibimos la visita del periodista Juan Cruz. Nacido en Canarias, comenzó a escribir a los 13 años, y desde entonces no ha parado: corresponsal en Londres, escritor, editor…ahora escribe un blog en el que trata multitud de temas. Como él mismo explica en su blog , ahí cuenta “lo que pasa y no se cuenta, lo que se ve y no se dice”.

En la charla que mantuvo con Alfonso Fernández Cid  nos habla de lo que significa para él  la escritura y que opinión tiene de su profesión como periodista, también de sus entrevista favorita, la que realizó al pintor irlandés Francis Bacon. En definitiva, una entrevista en la que se nos muestra a un hombre amigo de sus amigos, amante de su tierra y del fútbol, en la que nos transmite sus sueños y sus inquietudes.

Juan Cruz fue nuestro Autor del mes en junio y participó en nuestros Encuentros Digitales, donde nos hablo sobre sus  libros, entre ellos Crónica de la nada hecha pedazos (1973) y Egos revueltos (2009), y sobre el escritor Mario Vargas Llosas y su libro El sueño del celta.


We had the pleasure to welcome journalist Juan Cruz to our series “Meetings at the library”. Born in the Canary Islands, Juan Cruz started to write at the age of 13, and he hasn’t stopped: writer and editor, now he writes a blog about all kind of topics, i.e. about “things that happen and nobody tells, things we see and nobody says” as mentioned in the blog.

In this talk, he explains his idea of literature and his opinion about the job of a journalist. He describes several experiences such us the interview he did to Irish artist Francis Bacon. He also shares his dreams and ambitions and he appears as a truly reliable friend, a passionate of his home land and a football fan.

Juan Cruz was our Author of the month throughout the month of June and he was so kind to take part in our Virtual interviews, where he speaks about his books, including Crónica de la nada hecha pedazos (1973) and Egos revueltos (2009), and about the writer Mario Vargas Llosa and his work The dream of the Celt.

Encuentro digital con Yolanda Castaño

Encuentro digital con Yolanda Castaño y Andrea Costas celebrado el 8 de diciembre de 2011 en la Biblioteca Dámaso Alonso del Instituto Cervantes de Dublín.

Yolanda Castaño

David Carrión

Buenas tardes Yolanda. Pregunta obligada a todos nuestros entrevistados: ¿qué libro o autor la convirtió a usted en lectora y por qué? ¿Qué libro o autor le hizo escritora? Hemos oído nombrar en alguna entrevista a Gloria Fuertes.

Yolanda Castaño

…Mucho parece saber usted de mí…! Ha dado en el clavo: siendo muy niña cayeron en mis manos los libros de poemas de Gloria Fuertes (“Pío-Pío Lope, el pollito miope” junto a tantos otros títulos) y me deslumbró aquella manera de escribir sin llegar al borde del papel. Desde entonces, quise tratar de imitar aquella creativa forma de expresión y ya nunca dejaría de hacerlo.

DCarrión

Sus tres primeros libros de poemas “Elevar as pálpebras” (1995), “Delicia” (1998) y “Vivimos no ciclo das Erofanías” (1998) están recogidos en “Erofanía”, publicado en 2009. ¿Se sintió tentada de corregir los textos? ¿En qué ha cambiado su poesía desde entonces?

Yolanda Castaño

No podía no corregir los textos… pero tampoco era cuestión de reescribirlos: aunque actualmente me identifico bastante poco con los poemas que escribí con 17, 18 y 19 años, lo cierto es que tampoco me arrepiento de ellos. Los veo con distancia, pero también con cierta ternura.

Creo que cada ayer alimenta nuestro hoy, que los (o las) que fuimos en el pasado construyen también lo que hoy somos. Más allá de eso, el tiempo sigue, los aciertos y las meteduras de pata se olvidan para dejar paso a otros. Hay que seguir buscando, aunque de vez en cuando se encuentre.

DCarrión

El cuerpo, el amor, el erotismo… ¿Qué otros temas destacaría en “Erofanía”?

Yolanda Castaño

En realidad esos tres temas eran también un campo bien fértil para reflexiones de otro orden: a veces a partir de cómo somos en el amor revelamos también cómo nos comportamos ante el otro, incluso ante la vida. Además, significaba también un buen material para ejercicios literarios, para todos los objetivos de estilo que me proponía por aquel entonces. La metapoética (la reflexión sobre el sentido de la literatura) fue en esas primeras obras también un tema transversal.

DCarrión

En 2003 llega “O libro da egoísta”, traducido por usted misma y publicado en edición bilingüe en 2006. Premio Nacional de la Crítica en 2007 ¿Por qué ese título? ¿Es un reproche contra sí misma?

Yolanda Castaño

Es una ironía y a la vez una provocación. Por una parte la poesía constituye el género literario más egoísta: más directa o indirectamente, el yo poético acaba inevitablemente hablando desde si mismo. Por otra, ese libro surgió de una de esas etapas que los pedantes llaman de “crisis personal”, uno de esos momentos en los que -absurdamente- llegamos a creer que nos tenemos únicamente a nosotros mismos.

Ese quedarme a solas conmigo misma, frente al espejo, me devolvió las partes más favorecidas y también las más desafortunadas de mí. El “Libro de la Egoísta” reflexiona sobre la identidad, pero a través de la mía puede hablar también de la tuya o de la de aquel.

DCarrión

El “Libro de la egoista” es un libro sobre la identidad propia que usted se cuestiona “con autocrítica, mordacidad y desespero” ¿Qué tal se lleva Yolanda con esa “emigrante de sí misma”? ¿Llegará a convertirse esa emigración voluntaria en exilio forzado? ¿Quién huye de quién y quién se queda?

Yolanda Castaño

Ufff! a todas esas complicadas cuestiones espero haber contestado en el libro!, incluso cuando lo que hace la poesía para responder preguntas sea plantear nuevas interrogantes.

Pero sí: en el libro se plantea un constante diálogo entre los varios yos que todos tenemos: el que nosotros sentimos íntimamente, el que los demás ven, el que el Otro nos devuelve. Siempre hay un pulso entre la que asiente y la que cuestiona, entre aspectos de nosotros que quieren huir y a los que les compensa quedarse; y es así en todo!

DCarrión

Viendo su imagen, sus videos, uno piensa que está (o debería estar) encantada de haberse conocido. ¿Qué hay de impostura, de provocación, de actuación en todo ello?

Yolanda Castaño

Un poco de las tres y aún más cosas: romper el patrón (también estético) que sigue existiendo para los poetas, especialmente para las poetas. Todavía opera un arquetipo, muy prejuicioso, rancio y tópico, sobre lo que una poeta “debería” y “no debería” hacer y parecer.

Los y las que escribimos poesía debemos tener el aspecto que libremente decidamos, y el ademán que se ve natural en un actor o en una cantante debería hacerlo también en una poeta. Más allá de ello, cuidar nuestro aspecto externo y expresarnos a través de él no implica que descuidemos otras cosas, ni tampoco ha de desviar la atención de lo que verdaderamente importa, que es nuestro trabajo.

DCarrión

Hablemos de otros temas: el paso del tiempo, la memoria… quizás no le preocupan mucho todavía. Quizás sean temas para poetas con canas (dicho sea con todos los respetos para los que tienen canas).

Yolanda Castaño

El paso del tiempo es otro de los temas que aparece siempre en mi trabajo, pero efectivamente más vinculado al “carpe diem”, o a la prisa por vivir, por aprender, por recorrer.

Es cierto que hay temas como la memoria lejana (pues con la cercana es obligatoriamente con la que operamos cuando hacemos “memoria emocional”) o la muerte que no han atraído todavía demasiado mi atención, pero su tiempo llegará. Mi momento poético siempre va vinculado al momento vital en el que me encuentro inmersa, y por eso sólo puedo escribir sobre aquello que de veras me toca.

En los últimos tiempos es una orientación más social la que me llama.

DCarrión

En “Profundidade de campo” (2007, en castellano en 2009) continúa la relación conflictiva con la imagen propia, con la identidad propia. Pero se añaden otros elementos morales, el libre albedrío… ¿Somos libres para decidir quiénes somos?

Yolanda Castaño

Ojalá! No somos libres para ser quienes somos desde el momento en el que no lo somos para contar con todas las opciones posibles, pero mucha menos libertad tenemos a la hora de que los demás decidan quiénes y cómo somos.

DCarrión

¿Qué es la videopoesía?

Yolanda Castaño

Una fusión de dos lenguajes creativos entre los que se pueden establecer expresivos diálogos: la poesía y el audiovisual.

Del mismo modo en que una novela deriva en una película, un poema puede dar lugar a una pequeña pieza audiovisual en la que lo narrativo no pesa tanto como la transmisión de unas emociones, una estética, un clima de sensaciones.

Así se genera una especie de “videoclip” en el que en lugar de una canción, es un poema el que se hace acompañar de metáforas visuales y otros recursos que entran en diálogo con él.

DCarrión

Ha tratado usted de fusionar otros lenguajes con la poesía: la música, la plástica, el audiovisual, la cocina… ¿qué le queda por probar?

Yolanda Castaño

¡Espero que muchas cosas!

En mi ansia por difundir la poesía, imbricarla en la vida real, acercarla a la sociedad actual y relacionarla con el mayor número de aspectos de la vida, siempre espero que surjan más oportunidades de aprender, de colaborar con otros artistas que me ayudan a saber más sobre mi propio oficio o a entender mejor mi propio trabajo, de sacarle más partido expresivo a los versos, de ampliar públicos, de confrontar ideas, de ocupar nuevos espacios y de vivir nuevas experiencias.

¡Ojalá quede mucho por explorar!

DCarrión

Hoy, usted y Andrea van a hablar de “Cociñando ao pé da letra” ¿Se puede decir “te quiero”, “te odio”, “te necesito” con un plato de comida?

Yolanda Castaño

No sé cuánta concreción puede alcanzar un mensaje dicho con comida, pero sí sé que un plato puede resultar enormemente expresivo, incluso mediante facetas que no puede implicar un mensaje de lenguaje racional.

No siempre todo lo que queremos expresar es expresable a través del pobre lenguaje hablado, tan limitado y estructurado. Es entonces cuando una imagen, un poema, un plato delicioso, echan los significados a volar.

Enlaces recomendados:

Anamaría Crowe Serrano: una poeta entre dos culturas / a poet between two cultures

La poeta y traductora irlandesa Anamaría Crowe Serrano tuvo la amabilidad de concedernos esta pequeña entrevista dentro de la serie “Encuentros en la Biblioteca”. En ella conversa con Pilar Garrido sobre su llegada a la literatura, su concepto de la poesía y su trabajo como traductora literaria. El video está subtitulado en español e inglés.

Como se adivina por su nombre, Anamaría Crowe Serrano vive a caballo entre dos culturas, la irlandesa y la española. Es profesora de lengua española y traductora de poesía contemporánea del español e italiano al inglés. Además de sus traducciones en inglés de los poetas mexicanos, Gerardo Beltrán y Elsa Cross (Selected Poems, Shearsman, 2010), también se han publicado sus traducciones en español de Brendan Kennelly y Seamus Heaney. En narrativa ha publicado relatos cortos y una obra para teatro.

Como poeta, es autora del poemario Femispheres (Shearsman, UK, 2008). Ha sido galardonada por el Arts Council of Ireland y en febrero de este año participó en el proyecto colectivo Upstart durante la campaña electoral.

Nuestros“Encuentros en la Biblioteca” son una serie de entrevistas a personalidades del mundo de las letras y la cultura en general que se realizan en la biblioteca del Instituto Cervantes de Dublín. Esta iniciativa nació con el propósito de servir de plataforma de encuentro entre escritores y lectores y de contribuir a nuestra misión de difusión de la cultura en español.


Irish poet and translator Anamaría Crowe Serrano was so kind to give us this brief interview within the series “Meetings at the library”, where she talks with Pilar Garrido about her literary beginnings, her concept of poetry and her career as a literary translator. The interview is subtitled in Spanish and English.

As we may guess from her name, Anamaría Crowe Serrano’s life runs between two cultures, Irish and Spanish. She works as a teacher of Spanish and translator of contemporary poetry from Italian and Spanish into English. She has also translated into English the Mexican poets, Gerardo Beltrán and Elsa Cross (Selected Poems, Shearsman, 2010) as well as some of Brendan Kennelly’s and Seamus Heaney’s work into Spanish. As a writer she has published a collection of short stories, a one-act play, and a collection of poetry, titled Femispheres (Shearsman,UK, 2008). She is the recipient of two awards from the Arts Council of Ireland and recently partook in the Upstart poetry collective during the election campaign.

“Meetings at the library” is the title of a series of interviews with important figures in literature and the arts in general held at the Library of Instituto Cervantes Dublin. This initiative was conceived with the aim to serve as a meeting point between writers and readers and to contribute to our mission of disseminating the culture in Spanish.

[Video] Cuentacuentos/ Storytelling: La magia de Mercedes Carrión en el Instituto Cervantes de Dublín

Érase una vez…una maga con un hermoso sombrero rojo que contaba cuentos. Su nombre es Mercedes Carrión, y con sus historias y sus trucos llenó de magia la Biblioteca. Porque ella nos enseñó que se le puede dar unas pinceladas de color a este mundo que últimamente nos parece tan gris. La realidad se puede ver de diferentes maneras.

Escuchar cuentos es como estar en un sueño ¿No es cierto que a todos nos gustaría creer que los sueños pueden hacerse realidad? Los cuentacuentos nos hacen soñar y salir de la cotidianeidad que a veces nos ahoga. Mercedes cuenta cuentos con magia para todas las edades, desde adultos a bebés. Mercedes es capaz de dibujar un pez y darle vida, es capaz de hacernos sonreir.

Este sábado vuelven los cuentos al Instituto Cervantes con  el último cuentacuentos del año, y no os lo podéis perder. Porque todos tenemos derecho a soñar.

Por cierto, el pez que nos regaló Mercedes se llama Emilio, y desde entonces vive con nosotros.


Once upon a time… a wizard with a beautiful red hat that loved to tell stories. Her name is Mercedes Carrión, and with her voice and her tales she filled the library with magic. In a world that sometimes looks a little bit grey, she shown us how to make it more colourful, just using our imagination.

Listen to a good storyteller is like being in a a dream, and all of us would like to believe that derams can become real. Wouldn’t we?

Mercedes tells stories to everyone, from babies and todlers to adults. She is able to draw a fish and bring it to life. She is able to help us to smile.

This Saturday, magic  comes back to the Instituto.  We will enjoy the last storytellinf of the year, and you cannot miss it . Because everyone has the right to dream!

Interview with Javier Barreiro

Javier Barreiro: Aragon is particularly tough on its sons

Javier_Barreiro

Interview with Javier Barreiro held on 29th November 2011 at the Dámaso Alonso Library of the Instituto Cervantes in Dublin on the occasion of his lecture “Alcohol and literature”

Javier Barreiro (Zaragoza, 1953) studied Spanish Philology at the University of Barcelona. He has published 36 books and over 600 articles on literature and popular music of the twentieth century. Following his studies on tango, he was elected Honorary Member of the Academia Porteña del Lunfardo and of the National Tango Academy. He was vice president of the Aragonese Writers Association and director of the Dictionary of Contemporary Aragonese Authors (1885-2005). His interests also extend to studies on bohemianism, old Spanish discography, the stars of Spanish song, unconventional authors and themes in literature (alcohol, drugs, suicide …) and the search for forgotten works and authors.

Carmen Sanjulián: —Javier, when did you start writing?

Javier Barreiro: —When I was very young. It’s like a curse or a blessing, who knows… Some people are born with a particular ability and some are born with another. Some are born to make chairs, others are born to play football… And very soon you realise what you are good at. If you don’t, you’ll be told. What I was good at was writing.

From a very early age, I realised that I enjoyed writing, that it was easy for me. I won several awards. I even remember that when I was 13 or 14 years old, I used to write satirical poems to my classmates or even to my teachers and they were much appreciated. Or, in some cases, greatly feared.

Carmen Sanjulián: —Do you remember your first award?

Javier Barreiro: —It was the Sender Award in journalism, the very first year it was set up. I was about 20, and I was doing the military service. At that time, it was the most important award in journalism in Aragon, and it was my first piece of journalism.

I remember that I wrote it in my father’s car while we were travelling together. An idea came into my head. I wrote it down and to my surprise, I got this award. I reacted just like anyone who wins an award for the first time. I lost my head. I bought about twenty newspapers and I was very happy.

Carmen Sanjulián: —You are a prolific writer, but when you were 23 you stopped writing for a very long time. Why? What happened?

Javier Barreiro: —In the beginning, I mainly wrote poems. Poetry had a more prominent role in society back then than it does today. There’s no doubt about that.

I published several poetry notebooks and pamphlets. I won the first Premio Nacional de Poesía Universitaria (national university poetry prize). Everything was going well for me. The problem was that I was a “real” poet, even if that sounds arrogant: I was a poet who was angry with the world, who suffered and was in conflict with society.

But it wasn’t that bad, because it was a metaphysical kind of conflict. Not that my life was difficult. It wasn’t. I was a normal kid who almost had no problems of any kind. But I did have a heightened sensibility, I had problems adapting, which not only characterises the poet but also the creator, the artist in general, even if those words seem very transcendental.

It was the best time of my life, but I was suffering a lot, and one of the escapes from suffering, as we all know, is art, poetry, sublimation, so I decided not to suffer, to focus on enjoying myself and making the most of my youth. That’s what I did for eight years. It was a conscious decision.

Obviously, by doing that I destroyed my career, because a poet has to suffer, a creator can’t have a good time. What makes life good is not good for art and vice versa. I think I did the right thing because the truth is I don’t really care that much about posterity.

It’s true that you have to write the best literature you possibly can and, probably, if I had continued suffering, I would have written better poems than the ones I write now. I took that decision and I have no regrets so far.

Carmen Sanjulián: —You have written about tango, coplas, cuplés, jota… How did you develop that love for all these kinds of music?

Javier Barreiro: —I was hugely attracted to music since I was a child, I just liked it, I enjoyed it. It’s difficult not to enjoy music, but you could say that I enjoyed it more than other people. I loved singing and listening to music being sung…

The problem is that circumstances at that time, that sad time, maybe were not the best for me to study music. Today I would have done it for sure. Nowadays, children can choose from a range of possibilities. Parents offer them seven, eight or ten things to do or study. I even turned down the opportunity to join a choir as I was already spending a lot of hours in school. It was probably a mistake and in the end I didn’t study music. But I always liked music a lot.

Then I discovered tango and Gardel, which I became passionate about and which brought me many hours of enjoyment. One thing leads to another, and tango led to the copla… Besides, my speciality, as an academic, is the so-called “Silver Age”, between the end of the 19th century and the first third of the 20th century. During that period, which was so musical for so many reasons, and in which music had a much more important role in everyday life than it has now, it turns out that there was music everywhere, but absolutely nothing had been written about it. Regarding cuplé, almost all writers had relationships with the cuplé artists, with their music, but there was almost no information about this. So, to fill that gap a bit, I started to do some research, to look here and there, and that’s how this thing started and led to other things. I researched Spanish songs, the kind of music that I liked, like jota or zarzuela. And then there were others, like flamenco or jazz, maybe more complex music which takes you longer to get into and understand. But when you manage to understand something that’s difficult, your enjoyment of it is always greater, obviously.

Carmen Sanjulián: —You’ve always visited second hand bookshops. Have you rescued many jewels from oblivion?

Javier Barreiro: —I think I did, because to some extent rare books have become one of my specialities.

Jewels? Well, that’s a matter of opinion. Obviously, posterity is not exactly fair. Some people, probably optimists, try to justify what’s going on by saying the world is what it is, and if someone doesn’t transcend time it’s because they didn’t deserve it. But it’s not exactly like that.

I’m sure that at some point, some Cervantes or Shakespeare just felt frustrated, because they were illiterate. I haven’t rescued any geniuses but I have discovered people who are much less valued than others who undoubtedly are better than them. And I think it’s a cleansing exercise even if it’s not personally very convenient for you, because it is more profitable to stick to established value systems. But it does bring personal satisfaction, although no one will ever worry about those rescued from the dust of oblivion.

My next two books are going to be anthologies on two completely unknown writers: Guillermo Osorio, an alcoholic poet from the ’50s generation in Madrid, the generation that met around the Café Varela, about which almost no one has written anything even though it had many good poets. The other one is an anthology of gnomic short stories by Tomás Borrás. He was one of the great figures of the Spanish avant-garde. He appears in the famous painting La tertulia del Café de Pombo, by Solana. He was a very important man in Spanish theatre and journalism. But he was a Falangist, and that probably damaged his reputation, though he distanced himself from Franco, as did many others. Even though he was a great writer, since his death in 1976 none of his books has ever been reprinted and no further attention has been paid to him.

Carmen Sanjulián: —You are a great collector. Is there anything that you’re especially fond of?

Javier Barreiro: —I’m obsessive and compulsive but not as a collector. I’m not so interested in finishing collections either. I like to acquire things that are difficult to get, because you can keep them at home, and then when you need them, you don’t have to look for them too hard. If I had to choose something from my collection, it would be the music scores, as it’s quite unusual to have that kind of collection. Traditional folk music scores, in particular, which is what I collect the most. From the 1910s, ’20s, ’30s… They’re really beautiful. It so happens that a postcard with the portrait of the singer can cost about €20. And the score, which is much bigger, and apart from the postcard contains more information, like the drawing on the cover, the music, the lyrics, etc., can cost just half the price. I feel very proud of my score collection, and maybe I’ll organise an exhibition in the near future. Because you could organise all kinds of exhibitions from the material in it.

Carmen Sanjulián: —Many of your works talk about Aragon or Zaragoza. Is it a way of expressing your love for your homeland?

Javier Barreiro: —I’m not nationalist at all, but what happens is that you are who you are. In my case, I’m Aragonese. I don’t really believe in love that’s close to hand. It seems to me that the love for your family, and love for what is close to you doesn’t require too much thought. So, how do you explain love for your homeland? It’s probably a form of narcissism. What you drank, what you tasted in your youth, the way people talked, a particular kind of music, a way of feeling. And that’s especially the case in a place that’s not very respectful towards itself, like Aragon.

In my case, one of the ways to express my love for my homeland has been to dedicate myself to doing what others should have done: compiling a dictionary of contemporary Aragonese literature. The last one was done in 1885. Aragon is particularly tough on its sons. There are thousands of anecdotes from Buñuel, even Goya, who said “I get burnt just thinking of Aragon”. When Buñuel went to Zaragoza, he was told “your last film is pretty poor”.

As I mentioned before, it’s the same with the rare books, it’s not productive at all. Maybe there is no justification for it either. Why Aragon and not some other place? Well, that’s what’s in you and what comes out of you. That’s what happens with nationalisms: if I really want to write about Espronceda, I’ll have to go to Extremadura to see if the government of Extremadura gives me a grant to study Espronceda. Because someone has to pay you something, or help you when you’re researching. I won’t get a grant to study Espronceda in Aragon, but I will get some money to study the people from Aragon. Then you’re just part of that dynamic which I’m not justifying. I’m just explaining it.

Recommended links

Entrevista con Javier Barreiro

Javier Barreiro: Aragón es particularmente duro con sus hijos

Javier_Barreiro

Entrevista con Javier Barreiro realizada el 29 de noviembre de 2011 en la Biblioteca Dámaso Alonso del Instituto Cervantes de Dublín con motivo de su conferencia «Alcohol y literatura».

Javier Barreiro (Zaragoza, 1953) estudió Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona. Ha publicado 36 libros y más de 600 artículos sobre literatura y música popular del siglo XX. A raíz de sus estudios en torno al tango, fue elegido académico correspondiente de la Academia Porteña del Lunfardo y de la Academia Nacional del Tango. Fue vicepresidente de la Asociación Aragonesa de Escritores y dirigió el Diccionario de Autores Aragoneses Contemporáneos (1885-2005). Sus actividades se centran también en el estudio de la bohemia, la antigua discografía española, las figuras de la canción, los autores y temas heterodoxos en la literatura (alcohol, drogas, suicidio…) y la búsqueda bibliográfica de obras y autores olvidados.

Carmen Sanjulián: —Javier, ¿cuándo empezaste a escribir?

Javier Barreiro: —Muy temprano. Eso es como una maldición o una bendición, quién sabe. Hay gente que nace con una facultad, y hay gente que nace con otra. Unos nacen para hacer sillas, otros nacen para jugar al fútbol… Uno se da cuenta muy pronto de lo que hace bien. O, si no, te lo dicen. Lo que hacía yo bien eran las redacciones.

Ya muy temprano me di cuenta de que disfrutaba, que me era fácil. Gané algunos premios y demás. Incluso recuerdo que cuando tenía trece o catorce años hacía poemas satíricos a los compañeros o a los profesores, que eran muy apreciados. O, en ciertos casos, muy temidos.

Carmen Sanjulián: —¿Recuerdas tu primer premio?

Javier Barreiro: —Fue el Premio Sender en su primera convocatoria. Tenía veinte años y estaba haciendo el servicio militar. Fue el premio de periodismo más importante que se convocaba en Aragón y fue mi primer artículo periodístico.

Recuerdo que lo escribí en el coche de mi padre, durante un viaje al que le acompañé. Se me ocurrió algo, lo escribí, y, ante mi sorpresa, me dieron el premio. Reaccioné como todo el mundo que gana su primer premio. Se me fue la cabeza. Compré como veinte periódicos y me puse muy contento.

Carmen Sanjulián: —Eres un escritor prolífico, sin embargo, a los veintitrés años dejas de escribir por un periodo de tiempo bastante largo. ¿Por qué? ¿Qué te pasó?

Javier Barreiro: —Al principio yo escribía, sobre todo, poemas. La poesía tenía un protagonismo mayor que el que puede tener hoy en la sociedad. No cabe la menor duda.

Publiqué varios cuadernos y folletos de poesía. Gané el Premio Nacional de Poesía Universitaria. Me iba bien. Lo que pasa es que yo era un poeta «de verdad», aunque sea pedante decirlo: era un poeta que estaba enemistado con el mundo, que sufría, que tenía un choque con la sociedad.

Tampoco era para tanto, porque era un choque de carácter metafísico. No porque mi vida fuera difícil, que no lo era. Yo era un chico normal, que no tenía problemas en principio con casi nada. Pero sí tenía una sensibilidad exacerbada, un problema de inadaptación, lo que caracteriza en realidad no solo al poeta, sino al creador, al artista, aunque parezcan palabras muy trascendentales.

Yo estaba en lo mejor de mi vida, pero sufría mucho y una de las salidas del sufrimiento como sabemos es el arte, la poesía, la sublimación, así que decidí dedicarme a no sufrir, a disfrutar y a aprovechar mi juventud. Es lo que hice durante ocho años. Fue una decisión consciente.

Evidentemente, con eso destruí mi carrera, porque un poeta tiene que sufrir, un creador no puede pasarlo bien. Lo que es bueno para la vida, no es bueno para el arte y viceversa. Yo creo que hice bien, porque la verdad es que lo de la posteridad me da un poco igual.

Es verdad que uno debe hacer la mejor literatura que pueda y, probablemente, si hubiera seguido sufriendo hubiera hecho mejores poemas que los que hago hoy. Tomé esa decisión y, de momento, no me arrepiento.

Carmen Sanjulián: —Has escrito sobre tangos, sobre coplas, sobre cuplés, sobre jota… ¿Cómo llegas a este amor por todo este tipo de música?

Javier Barreiro: —Sentía también una atracción muy grande por la música desde pequeño, me gustaba, gozaba con ella. Es difícil no gozar con la música, pero digamos que yo gozaba más de lo normal. Me gustaba mucho cantar, oír cantar…

Lo que pasa es que las circunstancias de aquella época, triste época, quizás no fueron las adecuadas para que yo estudiara música. Hoy, sin duda, lo hubiera hecho. Ahora, a cualquier niño se le ofrece una gama de posibilidades: los padres le ofrecen siete, ocho o diez cosas que poder hacer o estudiar. Yo incluso desdeñé la posibilidad de entrar en un coro porque ya había que estar en el colegio un montón de horas. Probablemente, fue una equivocación. No estudié música, pero la música siempre me gustó mucho.

Luego vino el descubrimiento del tango, de Gardel, en lo que me volqué apasionadamente y me otorgó grandes horas de disfrute. De una cosa llegas a otra, del tango llegas a la copla… También porque mi especialidad, como estudioso, es la llamada hoy Edad de Plata, el fin del siglo XIX y el primer tercio del siglo XX. Esta época, tan musical por tantas razones, en que la música tenía mucho mayor protagonismo que hoy en la vida cotidiana. La música estaba en todos los sitios, pero no había absolutamente nada escrito sobre ella. Respecto al cuplé, casi todos los escritores tuvieron relaciones con las cupletistas, con su música, pero apenas aparecía todo esto. Entonces, un poco por solventar esa carencia, empecé a investigar, a mirar por aquí y por allá, y así fue como empezó la cosa, y una cosa trajo la otra. Fui investigando la canción española, géneros que me gustaban, como la jota o la zarzuela. Luego, llegaron otros, como el flamenco o el jazz, quizás músicas más complicadas, a las que te cuesta más llegar. Pero, luego, cuando accedes a algo más difícil, siempre el goce es mayor.

Carmen Sanjulián: —Siempre has visitado librerías de viejo. ¿Has rescatado muchas joyas del olvido?

Javier Barreiro: —Yo creo que sí, porque ha sido una de las cosas en las que en cierto modo me he especializado, en raros.

¿Joyas? Bueno, eso es discutible. Evidentemente, la posteridad no es exactamente justa. Algunos, digamos los optimistas, tratan de justificar lo que pasa diciendo que las cosas son como son y que el que no pasa a la posteridad es porque no lo merece. Pero no es exactamente así.

Estoy seguro de que algún Cervantes y algún Shakespeare, simplemente, se frustraron porque eran analfabetos. Genios, no he rescatado. Pero gente que en la escala de valores canónica está muy por debajo de otros que, realmente, son mejores que ellos, eso es evidente, sí. Y me parece que es una labor higiénica, aunque no convenga mucho personalmente, ya que es más rentable sujetarse al sistema de valores establecido. Pero resulta una satisfacción personal, aunque nadie se vaya a preocupar de aquellos rescatados del polvo del olvido.

Mis dos próximos libros van a ser sendas antologías de un escritor que no conoce nadie, Guillermo Osorio, un poeta alcohólico de la Generación del 50 en Madrid, esa generación que se reunió en torno al Café Varela, de la que casi nadie ha escrito, a pesar de haber en ella muy buenos poetas. El otro es una antología de cuentos gnómicos de Tomás Borrás, que, este sí, fue uno de los prohombres de la vanguardia y aparece en el famoso cuadro La tertulia del café de Pombo, de Solana. Fue una figura muy importante en el teatro y en el articulismo español. Seguro que le ha perjudicado su militancia falangista aunque, como tantos otros, se distanció de Franco. A pesar de que fue un gran escritor, desde su muerte en 1976, no se le ha reeditado un solo libro ni se le ha prestado atención alguna.

Carmen Sanjulián: —Eres un gran coleccionista. ¿Hay algo que guardas con especial cariño?

Javier Barreiro: —Soy más bien impulsivo y compulsivo, pero no como coleccionista. Tampoco tengo demasiado interés en completar colecciones. Me gusta tener cosas que son difíciles de obtener, porque las tienes en casa y cuando las necesitas no tienes que buscarlas demasiado. Si tengo que elegir algo de mi colección, serían las partituras, un coleccionismo que apenas se ha hecho.

Las partituras, sobre todo de música popular, que es lo que yo colecciono. De los años diez, veinte, treinta… Son bellísimas. Se da la circunstancia de que una postal que trae la imagen, digamos, de la cantante, puede valer veinte euros. Y la partitura, que es mucho más grande, y que aparte de la postal trae otras informaciones, como son el dibujo de portada, la música, la letra, etc., puede costar la mitad. Estoy muy orgulloso de mi colección de partituras y, seguramente, en un futuro próximo puede que haga alguna exposición. Porque a partir de ellas se puede hacer exposiciones de todo tipo.

Carmen Sanjulián: —Muchas de tus obras hablan de Aragón o de Zaragoza. ¿Es una forma de expresar el amor al terruño?

Javier Barreiro: —Yo no soy nada nacionalista, lo que pasa es que cada uno es lo que es, en mi caso, aragonés. Tampoco creo mucho en los amores de cercanía. Digamos que el amor a la familia, y el amor a lo que uno tiene cerca me parece como una falta de pensamiento. Entonces, ¿cómo explicar lo del amor al terruño? Pues lo del amor al terruño probablemente sea otra forma de narcisismo. Lo que tú has bebido, lo que tú has mamado en tu juventud: una forma de hablar, una música, una forma de sentir. Y, sobre todo, en una tierra tan poco respetuosa consigo misma como Aragón.

En mi caso, una de las formas de expresar ese amor al terruño ha sido dedicarme a hacer lo que ya deberían haber hecho otros: un diccionario de la literatura aragonesa contemporánea. No se hacía ninguno desde 1885. Aragón es especialmente duro con sus hijos. Hay miles de anécdotas de Buñuel, del propio Goya, («pensando en Aragón me quemo»)… a Buñuel, cuando venía por Zaragoza, le decían aquello de «tu última película… flojica».

Ya he dicho que lo de sacar raros no es, desde luego, nada productivo. Y tampoco quizás sea justificable, ¿por qué Aragón, y no otro sitio? Es lo que hay, y es lo que te sale. Es lo que sucede con los nacionalismos: si yo quiero escribir sobre Espronceda, me tendré que ir a Extremadura a ver si la Junta de Extremadura me da una subvención. Alguien te tiene que pagar algo, o te tiene que ayudar cuando investigas. En Aragón no me van a dar una subvención para estudiar a Espronceda, me van a dar algo por estudiar a los aragoneses. Entonces caes en esa dinámica, que no justifico pero explico.

Enlaces recomendados

< Listado de entrevistas

Virtual interview with Jesús Ruiz Mantilla

Virtual interview with Jesús Ruiz Mantilla, Instituto Cervantes Dublin Library, 9th November 2011

Jesús Ruiz Mantilla

David Carrión

Good afternoon Jesús. In January you published the article “Why do I read?”, about the motivations of different writers. Why does Jesús Ruiz Mantilla write?

Jesús Ruiz Mantilla

In general I write for curiosity’s sake, to discover things and to discover myself. Also for love, for hate, to put order to chaos or to create chaos.

I write for people to read it, to share, to define and redefine and to try to understand. I write just like that, to get into the people, into people’s minds which I don’t get to understand, in order to understand them. I write to ask, to find out, to become a better person, to understand why I can get worse. To put forward paradoxes and contradictions but with the aim to share them, rather than resolving them.

DCarrion

Why do you read? Which were your first readings and who did you get them from?

Jesús Ruiz Mantilla

I got my first readings from my dad. He offered me a collection with books by Jules Verne, and he talked to me about the Odyssey and Iliad, but especially about Michel Strogoff, The Courier of the Czar and Captain Nemo. Then it comes all the rest. I read for the same reasons I write, also to copy and to get inspired, I read to recharge my batteries, to understand and to question.

Lola Rodríguez

What’s the most difficult thing about a writer’s profession? And about a journalist’s profession?

Jesús Ruiz Mantilla

The most difficult thing in a writer’s profession is to define the idea, to be able to capture on paper what you have in your mind. Regarding a journalist, it’s trying not to repeat yourself, to communicate clearly, to catch the readers’ attention everyday, the headline and the first paragraph.

LRodríguez

Journalism in Western countries if free to a certain extent. Is it the same with literature?

Jesús Ruiz Mantilla

Literature is absolutely free. Journalism is not, it’s only free.

LRodríguez

The five novels you have written look apparently quite different. What do they have in common? Maybe the idea of identity?

Jesús Ruiz Mantilla

The concept of identity is indeed obsessive in me. All my books deal with the personal identity and my new novel Ahogada en llamas, to be published next March, also tackles the concept of collective identity.

Other common features are the expression of sensations –for example, music in Preludio and Farinelli, taste, touch and smell in Gordo and Placer contra placer-, love, duality, paradox, memory, death…

DCarrión

Please talk about your first novel Los ojos no ven. Was Dali actually a fraud or this is just Pascual Burgaleta’s opinion?

Jesús Ruiz Mantilla

Los ojos no ven was just an exercise to prove myself that I was able to write a 200 pages novel.

On whether Dali was an impostor, I think his mistake was that he tried to convince us that he was a genius where he actually wasn’t, in painting. And however, he was a genius and a visionary where he thought he wasn’t: in filmmaking, in literature –his books are absolutely brilliant- and in making up a character, a feature of the post modernity which Dali explored before Warhol.

DCarrión

Please talk now about your second novel, Preludio. You are a music lover. Is Chopin your favorite musician?

Jesús Ruiz Mantilla

You’re right, I am a music lover, especially piano. The idea of this novel was to make up a pianist. For me pianists represent the paradigm of duality: with each hand they play a different thing at the same time. It’s as if they have two heads, that’s why I created a dual, bisexual León de Vega, with right and left ideals, tender and awful, tormented and attracted by the abyss, the excess and the romanticism.

I created a link with Chopin’s 24 Preludes because I wanted a musical structure, so I related his life in 24 chapters written at the rhythm of each prelude.

DCarrión

How much of José Francisco Alonso is there in the main character of this novel, León de Vega, a man obsessed with the Polish composer?

Jesús Ruiz Mantilla

José Francisco was my uncle. I liked to see him playing piano when he came to his home city from Viena, where he lived. I was fascinated by him and León de Vega has much of my uncle in him. He served as inspiration and example.

LRodríguez

You have said that your novel Gordo originates from an anger for the marginalization of fat people in Spain. What are your demands in this novel?

Jesús Ruiz Mantilla

It’s not exactly a vindication although it is a good excuse. But it surely comes from an anger, with the aim to defend what it’s different, the extreme versus the standard, the pleasure and the suffering, and a view to the grotesque.

LRodríguez

Fat people are a referent in comedy. If we assume that we like to make fun of the extremes, skinny people should make the same effect. However, it’s not. Why do you think skinny people are not that funny?

Jesús Ruiz Mantilla

I really don’t know. I rather feel pity for skinny people, poor them.

DCarrión

What do you mean when you say that García Márquez and Vargas Llosa are tremendously fat men “specially with regard to their erotic literature”?

Jesús Ruiz Mantilla

I mean that their writing style is sensual, exorbitant, baroque, full of calories, overwhelming. It gets you dizzy in a good way. They maximize the resources of the language, the imagination and the exuberance.

LRodríguez

Can you recommend a good novel in which cuisine and the pleasure of food is a core topic?

Jesús Ruiz Mantilla

From the Ancient Greek to present food has been widely depicted in literature. Don Quixote, for example, is a big gastronomy manual book, also a hunger manual though.

DCarrión

I was surprised that you said that Farinelli himself would have chosen to be castrated, that castrati felt as a special class. What did you see in Farinelli that made you write your fourth novel about him?

Jesús Ruiz Mantilla

I was attracted by the fact that he was a great postmodernist. We live in a baroque world where identities are confused and the castrati are exactly a paradigm of this. I also wanted to enhance Farinelli’s connection with Spain. He lived in Madrid for 20 years, he introduced Italian opera and he doesn’t even have a street with his name on it or a statute, it’s a disgrace.

DCarrión

With all my respects, would you have chosen to be fat? Is being fat a life philosophy?

Jesús Ruiz Mantilla

Nowadays that is something you can choose. Otherwise it gradually shapes your thinking, your feelings and your personality for better or worse. In my case, as Falstaff, my belly is my kingdom except that, contrary to Falstaff when he says ‘I’ll make it bigger’, I go to gym to reduce it.

LRodríguez

In Placer contra placer you examine the search for happiness through pleasure and the price that must be paid to reach it. If you had to give up all pleasures except for one, which one would you choose?

Jesús Ruiz Mantilla

Hard to say… Probably affection, love, company.

DCarrión

I am surprised that in the list of pleasures of your book sex is not included. Is it because it is a sin?

Jesús Ruiz Mantilla

There is a kind of obsession for sex in all my books, even when the characters cannot have sex, like Farinelli. I don’t know why I didn’t include it in Placer contra placer, but many people have noticed that. I’m pleased to refer you to my other books, where all my characters have an unrestrained sexuality.

LRodríguez

How is the search for happiness in the affluent society and how can be explained that 50% of Spanish population suffer from depression and anxiety? We don’t have enough with the little pleasures anymore?

Jesús Ruiz Mantilla

This is the reason why I wrote this book, in order to give my view on how to find the little pleasures. We are surrounded by depression and anxiety, and by pleasures too, but I don’t know why these go unnoticed, we let them go.

That is why I wanted to make people stop and think about the little pleasures we can enjoy in our daily life, be able to identify them, become aware of them, fix them in our mind and keep on going until we encounter the next one.

LRodríguez

In Placer contra placer you analyze the theories of the greatest philosophers in history to find the key to happiness. Which theory do you prefer?

Jesús Ruiz Mantilla

The Greeks’ one, particularly Epicure’s, who advocated that pleasure is a social enhancement tool.

Dcarrión

I have heard that your fifth novel, Ahogada en llamas, should have been released in autumn 2011. It’s being hard to finish it? When would it be available in the bookstores?

Jesús Ruiz Mantilla

It will be released in March next year.

LRodríguez

Can you recommend any (pleasant) remedy against the collective anxiety of Spainish population today?

Jesús Ruiz Mantilla

To think positive. To think that Spain has got back on it’s feet after harder times than today. In fact the book I am working on now tackles this subject. It’s about a girl who became homeless during the Spanish civil war but she managed to succeed, with faith, work and determination. The power of will overcomes everything.

Thank you very much for your participation.

Related links:

Encuentro digital con Jesús Ruiz Mantilla

Encuentro digital con Jesús Ruiz Mantilla celebrado el 9 de noviembre de 2011 en la Biblioteca Dámaso Alonso del Instituto Cervantes de Dublín

Jesús Ruiz Mantilla

David Carrión

Buenas tardes Jesús. Usted publicó en enero un reportaje titulado “¿Por qué escribo?”, sobre las motivaciones de diferentes escritores ¿Por qué escribe Jesús Ruiz Mantilla?

Jesús Ruiz Mantilla

Generalmente escribo por curiosidad, para descubrir y descubrirme. También por amor, también por odio, también para ordenar el caos o para provocarlo, el caos, digo.

Escribo para que alguien lo lea, para compartir y para definir y redefinir e intentar entender. Escribo porque sí, porque no, por penetrar en la gente, en la mente de quien no acierto a comprender, pero para comprenderlos. Escribo para preguntar, para indagar, para ser mejor, para entender por qué puedo ser peor. Para esgrimir paradojas y contradicciones y por supuesto, no resolverlas, sino compartirlas.

DCarrión

¿Por qué lee Jesús Ruiz Mantilla, cuáles fueron sus primeras lecturas y a través de quién le llegaron?

Jesús Ruiz Mantilla

Mis primeras lecturas me llegaron por mi padre. Me regaló una colección en la que había libros de Julio Verne y me habló de la Odisea, la Iliada, pero sobre todo de Miguel Strogoff, el correo del Zar, y del capitán Nemo. Luego llegó todo lo demás. Leo por lo mismo que escribo, leo también para copiar e inspirarme, leo para alimentar el depósito, para comprender y cuestionar.

Lola Rodríguez

¿Qué es lo más difícil del trabajo de un escritor? ¿Y de un periodista?

Jesús Ruiz Mantilla

Lo más difícil del trabajo de un escritor es limpiar, pulir la idea, llegar a plasmar lo que te golpea en la mente con lo que refleja el papel. Y de un periodista, lo más complicado es tratar de no repetirse, comunicar con claridad, atrapar la atención de la gente día a día, el titular y el primer párrafo.

LRodríguez

El periodismo en Occidente es libre hasta cierto punto. ¿Le ocurre lo mismo a la literatura?

Jesús Ruiz Mantilla

La literatura es libérrima, el periodismo no, solo es libre.

LRodríguez

Ha escrito cinco novelas que a simple vista parecen muy dispares. ¿Qué puntos tienen en común?, ¿La idea de la identidad?

Jesús Ruiz Mantilla

La idea de identidad es obsesiva en mí, ciertamente. Y creo que es un nexo en toda mi obra, la identidad individual y ahora la colectiva en una novela nueva que aparecerá en marzo y se titula Ahogada en llamas.

Otros puntos en común son la plasmación de sensaciones, en Preludio” y Farinelli, la música, en Gordo o Placer contra placer, el gusto, el tacto, los olores. En Los ojos no ven, el arte, la vista, el tacto… Más temas: el amor, la dualidad, la paradoja, la memoria, la muerte…

DCarrión

Háblenos de su primera novela “Los ojos no ven”. ¿Era Dalí realmente un fraude, o esa es solo la opinión de Pascual Burgaleta?

Jesús Ruiz Mantilla

Los ojos no ven era un ejercicio para probarme a mi mismo que podía escribir una novela de 200 páginas.

¿Dalí era un impostor? Creo que su desgracia fue intentar convencernos de que era genial donde realmente no lo era, en la pintura. Y sin embargo fue genial y visionario donde no creía que lo fuera: en el cine, en la escritura -sus libros son de una genialidad apabullante- y en ese rasgo de la posmodernidad que él exploró antes que Warhol y que es la invención de un personaje.

DCarrión

Hablamos ahora de su segunda novela: “Preludio”. Es usted un melómano. ¿Es Chopin su plato musical favorito?

Ruiz Mantilla

Soy melómano, efectivamente y un loco del piano. La idea fue retratar e inventar un pianista. Para mí, ellos son el paradigma de la dualidad: tocan dos cosas diferentes a la vez con cada mano. Es como si tuvieran dos cabezas, y eso me hizo crear a un León de Vega dual, bisexual, de izquierdas y derechas, tierno y terrible, atormentado y atraido por el abismo, el exceso, el romanticismo.

Lo relacioné con los 24 preludios de Chopin porque quería una estructura musical y decidí contar su vida en 24 capítulos escrito cada uno al ritmo de cada preludio.

DCarrión

¿Qué hay de José Francisco Alonso en el protagonista de esta novela, León de Vega, obsesionado por el compositor polaco?

Jesús Ruiz Mantilla

José Francisco fue mi tío, el hombre a quien yo iba a ver tocar el piano cuando venía a su ciudad desde Viena, donde vivía. Me resultaba fascinante y León de Vega le debe muchas cosas a él. Fue una inspiración y un ejemplo.

LRodríguez

Usted ha dicho que su novela “Gordo” es fruto de una indignación, por la marginación que sufren muchos obesos en España. ¿Cuáles son las reivindicaciones de la novela?

Jesús Ruiz Mantilla

No tanto eso. Es una buena excusa, pero sí es una indignación y una rabia para reivindicar lo diferente, lo extremo frente a la medida, el placer y el tormento, y una mirada de esperpento.

LRodríguez

Los gordos son un referente del género cómico. Si suponemos que nos hacen gracia los extremos deberían tener el mismo protagonismo los flacos, sin embargo no es así. ¿Por qué cree que hacen “tanta gracia” los gordos?

Jesús Ruiz Mantilla

No sé, la verdad, a mí los flacos me producen más pena, pobres.

DCarrión

¿Qué quiere decir cuando afirma que García Márquez es un gordo tremendo, y Vargas Llosa también, “sobre todo en su literatura erótica”?

Jesús Ruiz Mantilla

Que son sensuales, excesivos, barrocos, que su forma de narrar está llena de calorías, que sobra en la mesa de la página y llena y marea, en el buen sentido, que llegan a los límites del lenguaje, la imaginación, la exhuberancia.

LRodríguez

Recomiéndenos alguna buena novela en la que la gastronomía, el placer de la comida sea un tema central.

Jesús Ruiz Mantilla

De los griegos a la actualidad, la literatura ha estado plagada de comida, un gran manual gastronómico es El Quijote, por ejemplo, aunque también del hambre.

DCarrión

Me llama la atención que dijera que Farinelli, de haber podido elegir, habría elegido la castración. Que los castrados se sentían una casta aparte ¿Qué es lo que le atrajo del personaje para escribir su cuarta novela en torno a él?

Jesús Ruiz Mantilla

Me atrajo su gran posmodernidad. Vivimos un mundo barroco, de confusión de las identidades y un castratto era el paradigma de eso. Además quería reivindicar la figura de Farinelli en España. Vivió en Madrid 20 años, introdujo la ópera italiana y no tiene ni una calle ni una estatua en la ciudad, es una vergüenza.

DCarrión

Con todos los respetos, ¿habría elegido R. Mantilla ser gordo? ¿Es ser gordo una forma de entender la vida?

Jesús Ruiz Mantilla

Eso, ahora, se elige y si no, va conformando tu pensamiento, tu sentimiento, tu personalidad, para bien y para mal. Yo, como Falstaff, en gran medida tengo mi panza como mi reino, salvo que contrariamente a él cuando dice, lo agrandaré, estoy yendo al gimnasio para disminuirla.

LRodríguez

En Placer contra placer examina la búsqueda de la felicidad a través del placer y el precio que debemos pagar para conseguirla. Díganos, ¿Con cuál de esos placeres se quedaría si tuviera que renunciar a los demás?

Jesús Ruiz Mantilla

Difícil… Probablemente el afecto, el amor, la compañía

DCarrión

Echo de menos en el listado de placeres de su libro al menos uno: el placer sexual ¿No será porque es pecado?

Jesús Ruiz Mantilla

En toda mi obra hay una especie de obsesión sexual, incluso cuando los personajes no pueden, como Farinelli. No sé por qué lo obvié en Placer contra placer, pero muchos lo han echado de menos. Te remito a mis otras novelas para ver cómo todos mis personajes tienen una vertiente sexual desaforada, como no, con gusto.

LRodríguez

¿En qué se ha convertido la búsqueda del placer en la sociedad de la opulencia y cómo se explica que más del 50% de la población española tenga problemas de ansiedad y depresión? ¿No nos basta ya con los pequeños placeres?

Jesús Ruiz Mantilla

Por eso creí necesario escribir este libro, para aportar mi punto de vista sobre el lugar donde se esconde el placer. Estamos rodeados de depresión y ansiedad, también de placer, pero no sé porqué, este último nos pasa desapercibido, se nos escurre.

Precisamente quería invitar a parar y pensar y degustar el momento de placer diario que cada uno de nosotros podemos tener a mano en pequeñas cosas, identificarlo, ser conscientes de él, fijarlo en la memoria y seguir, hasta que se nos presente el próximo.

LRodríguez

En Placer contra placer rastrea las teorías de los grandes pensadores de la historia en busca de las claves de la felicidad. ¿Con qué propuesta se queda?

Jesús Ruiz Mantilla

Con la de los griegos, concretamente con Epicuro, que defendía el placer como un instrumento de desarrollo social.

DCarrión

Ahogada en llamas, su quinta novela. Tengo entendido que su lanzamiento estaba previsto para este otoño de 2011. ¿Se complicó la escritura al final?, ¿Cuándo podremos comprarla?

Jesús Ruiz Mantilla

Aparecerá en marzo del año próximo

LRodríguez

¿Se le ocurre algún remedio (placentero) contra la ansiedad colectiva que sufre la españa de hoy?

Jesús Ruiz Mantilla

Pensar en positivo, pensar que hemos sido un país que ha levantado la cabeza en momentos mucho más duros que este. Precisamente el libro que estoy escribiendo habla de eso. Es la historia de una niña que quedó en la calle en los tiempos de la guerra y acabó triunfando, con fe, trabajo, empeño. La voluntad se vence todo.

Enlaces relacionados

Virtual interview with David Roas

Versión en español / English version

Virtual interview with David Roas, Instituto Cervantes Dublin Library, 18th October 2011. Translated by Lola Rodríguez.

Yves

How do you define “normality”? To what extent do the fantastic elements help reveal the inconsistencies of our world, of our societies? How strong can this criticism be? In your opinion, what are the features of a good fantastic element?

David Roas

To try to define normality is a fantastic act itself… I would rather say “regularity” instead of “normality” (which makes us think of standards), referring to the idea of real that arises from our everyday life, i.e. regularities that happen once and again helping us set the threshold between possible and impossible. As you mention, the fantasy is a way to show the chaos and absurdity of the so called reality, which we are unable to see but we are forced to live in. Breaking the limits is a way to show the chaos. On my opinion, a good fantastic element takes the reality and triviality as a starting point to then break our idea of real and possible.

Roxana Herrera

Good afternoon. I have a question for David Roas: the humour and the fantasy combine really well in some of your stories. What represents the humour about the   supernatural in the fantastic literature? Does the humour challenge the reality the same way? Does the humour implies a subgenre of the fantastic literature? Thanks.

David Roas

At the beginning I thought that the humour annulled the fantastic (although I used to combine them in my stories, I advocated otherwise on my critic writings). However, I have realised that, if well combined, the fantastic and the humour enhance each other and become a double transgression of the reality (i.e. what we consider real). While keeping the same level of relevance, together bring a doubly new perspective to the reality. Two different ways to subvert our idea of the world.

David Carrión

Good afternoon David. I have heard that you read Poe’s stories since you were 7 years old, do you remember any other readings before getting dazzled by “The black cat” and the fantastic literature in general?

David Roas

I have bad and few memories of my childhood, but I believe the first book I read that I (more or less) properly understood and had a real impact on me (strong enough to remember) was Treasure Island and some of Jules Verne’s books. It may sound as a cliché but it’s true… But after Poe, my big finds were Borges and Lovecraft at the age of 15. I repeatedly go back to these three authors, both as a reader and as a researcher.

Lola Rodríguez

In your stories there are no ogres or fairies. Your characters are usually people from the real world who suddenly encounter an absurd or impossible situation. Do you distrust the reality? Do you believe in paranormal events?

David Roas

Ogres, fairies and this kind of beings are related to the wonderful literature, not to the fantastic literature, which is rather linked to the real world as it aims to subvert it. That’s why my stories are about the reality, about daily or banal situations that could be familiar to any reader. That is where the fantasy hurts: the inrush of impossible events into our real world always gets the reader worked up. That’s why I don’t believe in paranormal events. I have enough with the absurdity and the chaos of the so called reality to think about transcendental things. The fantasy enables us to break the fake order we live in. I say fake because the world is a complete chaos.

DCarrión

Getting back to Poe, you consider him the precursor of the modern fantasy literature. How was the fantastic literature before Poe?

David Roas

Before Poe there was another great master: Hoffmann, who initiated the fantastic literature in the modern sense (i.e. different from the gothic novel). Without him, Poe wouldn’t make sense. What’s true is that Poe broke many of the ways that keep on being explored today. That’s why Poe’s stories have aged better than Hoffmann’s, which are rather linked to a romantic, stunned view of the world… On the contrary, Poe is a realistic author, a scientific… Well, and from Hoffmann to Poe there were very interesting authors of romantic fantastic literature such as Gautier, Merimée or Nodier.

DCarrión

People before 18th century didn’t enjoy being scared, what triggered the change?

David Roas

The pleasure of being scared is a modern pleasure, unthinkable before the reason became the paradigm that explained every matter of the reality. Only when humans stop believing in the realm of supernatural, this can be explored by the fiction as a source of aesthetic pleasure. To this extent, during the 18th century there appeared some new aesthetic categories linked to the irrational side: the sublime, the sinister, the nocturnal… But always with a sceptical approach: as Madame du Deffand’s famous quotation says “I don’t believe in ghosts, but they scare me”. This sentence represents the pleasant relation with horror, the one that literature and filmmaking keep on exploring: the safe pleasure of suffering from fear.

DCarrión

What are the genres or subgenres within the fantastic literature?

David Roas

I would rather talk about variations of topics instead of subgenres, as they all pursue the same goal: to break reality and, as a consequence, to alarm the reader. Note that the wonderful literature (Tolkien, the fairy tales, etc.) and science fiction are not fantastic literature even if sometimes they get very close.

LRodríguez

Horrores cotidianos, Distorsiones… It seems like you feel quite comfortable in the short distances. What are the advantages of the short stories in relation with novels?

David Roas

Intensity, concision… And it’s a very suitable format for fantastic literature.

DCarrión

Horrores cotidianos is a book with a high content of parody where, as others have mentioned, you spare nobody. What have J.Derrida and N.Chomsky done to you and to the universe in general?

David Roas

Nothing, I am very derridian on the philosophical level. And I think Chomsky is a good guy, a pain in the ass for the American empire… But they represent two iconic characters in our culture and that’s why making humour about them is so thought-provoking. It’s a culture terrorism game.

DCarrión

Distorsiones is divided into “illusions” and “asymmetries”. What’s the difference?

David Roas

It’s just a question of size: an “illusion” is a bigger distortion than an “asymmetry”, that’s why the first section is devoted to stories from 2 to 15 pages, and the second section to shorter stories. That’s all.

LRodríguez

You often mention that you admire Cristina Fernández Cubas’ works, what do you like about them?

David Roas

I like the way she combines the reality and the impossible, her expertise in the short distance (although some of her best stories are almost 40 pages long). Also the way she plays with irony and even the grotesque touch. I think there are very few writers as good as she is.

LRodríguez

What are the similarities and differences between your works and Cristina Fernández Cubas’?

David Roas

We both are interested in distorting the reality, in exploring the other side of the real world or the threshold of the so called reality. And the ironical touch. The differences are to be determined by the readers…

DCarrión

Poe, Borges, Lovecraft, Ballard, Calvino, Cristina Fernández Cubas… please help us complete your list of favourites.

David Roas

Mrozek, Merino, Bernhard, Quim Monzó, Bukowski, David Foster Wallace, Philip Roth, Melville, Conrad, Kafka, Joyce… I stop here but the list is much longer.

LRodríguez

What was your and Ana Casasal’s purpose when publishing the compilation of Spanish fantastic short stories from 20th century?

David Roas

Apart form bringing back some little-remembered writers, our main purpose was to prove the relevance and quality of the Spanish tradition in fantastic literature and to defend a fact that has always been denied by the academic sector: that the fantastic literature exists inSpainfrom the romanticism until today and that many canonical authors touched on this genre. Galdós, Pardo Bazán, Alarcón, Zorrilla, Valle Inclán, Unamuno and Baroja are just an example.

LRodríguez

Is the fantastic literature considered as a minor genre or as a genre rather addressed to young people?

David Roas

Fortunately, not anymore. Nowadays there are more and more academic works and, above all, more authors devoted to fantastic short stories…  A different thing is the wonderful literature such as Tolkien or Harry Potter, rather related to the young people.

LRodríguez

It seems that since the 90s the Spanish filmmaking is going again for the fantastic genre with movies like “El día de la bestia”, “Abre los ojos”, “El milagro de P.Tinto” or “El orfanato”. What do you think of these productions?  Would you like a screen version of your novel Celuloide Sangriento?

David Roas

All the movies you mention represent a different way to play with and break the reality… Except for El orfanato, that really bored me, I think the others are excellent. I don’t know if I would make a screen version of Celuloide Sangriento. I would prefer to see on screen some of my fantastic short stories.

LRodríguez

Do you plan to touch on other genres?

David Roas

At present I’m working on a novel… but I can’t tell much for the moment, just that I am working on it from2009 inmy spare time. I wish I can finish soon.

Thank you very much for your participation.

Related links:

David Roas is our author of the month throughout the month of November.

Entrevista con Cristina Fernández Cubas

Cristina Fernández Cubas: La vida está llena de umbrales. Es muy fácil pasarlos. Lo difícil es volver

Cristina Fernández

Entrevista con Cristina Fernández Cubas realizada el 18 de octubre de 2011 en la Biblioteca Dámaso Alonso del Instituto Cervantes de Dublín con motivo de su participación en la mesa redonda “El cuento que vendrá” junto a David Roas.

Cristina Fernández Cubas (Arenys de Mar, 1945) estudió Derecho y Periodismo en Barcelona. Es autora de cinco libros de relatos: Mi hermana Elba, Los altillos de Brumal, El ángulo del horror, Con Ágata en Estambul y Parientes pobres del diablo, galardonado con el Premio Setenil de relatos en 2006. Es también autora de dos novelas, El año de Gracia y El columpio, una obra de teatro, Hermanas de sangre, y un libro de memorias narradas, Cosas que ya no existen, recientemente reeditado por la Editorial Tusquets. Su obra está traducida a diez idiomas. En 2009, la recopilación de sus relatos, Todos los cuentos,recibió los premios Ciudad de Barcelona, Salambó y Qwerty, entre otros.

Patricia García: —Cristina, en tus cuentos a menudo aparece el elemento fantástico. ¿Qué es para ti lo fantástico?

Cristina Fernández Cubas: —Cuando empecé a escribir, no me propuse jamás escribir algo fantástico. Lo fantástico es un elemento que aparece sin que yo lo convoque y que de repente perturba una situación la mar de tranquila. Ahora lo reconozco: algo de lo que he escrito puede entrar dentro de la literatura fantástica. Pero durante mucho tiempo fui reacia, porque me parecía que era como una etiqueta. Ahora por fin lo he asumido y me parece muy bien. Sí, el elemento fantástico está entre lo que yo escribo.

Patricia García: —Por los temas, las atmósferas claustrofóbicas, e incluso macabras, se ha dicho en alguna ocasión que eres la Edgar Allan Poe de la España contemporánea.

Cristina Fernández Cubas: —Pues esto es un piropo enorme, gracias.

Patricia García: —¿Te sientes realmente en la piel de este escritor?

Cristina Fernández Cubas: —En la piel es mucho decir. Lo que sí puedo contestarte es que una de las primeras historias que recuerdo que me impactó fue «La caída de la casa Usher» que me narró mi hermano. Me la contó y me gustó muchísimo, y siempre cuento que él iba improvisando sobre la marcha, y cuando luego la leí de verdad, encontré la casa muy pequeña. Porque él iba añadiendo habitaciones y datos de su cosecha a las preguntas de las hermanas pequeñas que éramos nosotras. O sea que tanto como en la piel de Poe no, pero realmente sí que está en el origen de todo.

Patricia García: —¿Qué relato de algún escritor que consideres maestro te gustaría haber escrito a ti?

Cristina Fernández Cubas: —Muchos de Edgar Allan Poe… aunque en realidad yo no pienso «me hubiese gustado escribir esto». No. Está escrito y lo leo, y disfruto. Incluso pienso: «mira, ya lo han escrito, no tengo que escribirlo yo». Muchos relatos de Poe, y algunos relatos de Guy de Maupassant, por ejemplo. Y un relato que se llama «La resucitada» de Emilia Pardo Bazán.

Patricia García: —Sabemos que has viajado mucho a lo largo de tu vida; ¿influye la Cristina viajera en la Cristina escritora?

Cristina Fernández Cubas: —Sí, pero no de una forma clara. Generalmente, mis cuentos suceden en lugares sin nombre, aunque quizás lo tengan. Pero yo no lo digo. De alguna manera, lo que yo he viajado, lo que yo he vivido fuera, queda reflejado en Cosas que ya no existen, que es un libro de memorias, de recuerdos. Aunque parezcan cuentos, no lo son. Allí, el material con el que he trabajado es el recuerdo, la vida es la guionista. Y allí aparecen muchísimos países.

Patricia García: —¿Hay algún cuento tuyo al que tengas un especial cariño?

Cristina Fernández Cubas: —Pues sí. A «Mi hermana Elba» muchísimo cariño. También a «La fiebre azul» o a «El moscardón» de Parientes pobres del diablo. Y a este libro de memorias, Cosas que ya no existen, porque yo siempre había dicho que nunca contaría cosas mías. Siempre las cuentas, porque, de alguna manera, escribir es siempre autobiográfico. Pero al terminar Cosas que ya no existen, me saqué una mochila llena de piedras, me reí como una loca, lloré también en algún capítulo, y creo que salí renacida. Creo que me volví mejor persona. Ya era buena antes, pero me volví muchísimo mejor, de verdad. Fue una experiencia muy interesante, porque trabajar con la realidad es muy difícil, y sobre todo con el recuerdo.

Con el recuerdo, más que nada, es un pulso porque no es fácil convocar recuerdos. Yo me propuse no permitirme licencias, fuera de algún cambio de nombre para no ofender, o para todo lo contrario. Nada más. No hay una sola licencia a lo largo de todo este libro. O sea que es la vida la guionista, la que a veces es muy caprichosa.

Patricia García: —Tus relatos están repletos de umbrales cuyo cruce a veces es inquietante, umbrales arquitectónicos en algunos casos, como la verja del convento en tu relato «Mundo», y a veces simbólicos, como el paso a la adolescencia en «Mi hermana Elba». ¿Qué umbrales inquietan a Cristina Fernández Cubas?

Cristina Fernández Cubas: —La vida está llena de umbrales. Es muy fácil pasarlos. Yo creo que lo difícil es volver.

La visión de la vida como llena de umbrales desconocidos es algo que me persigue, y me interesa. Creo además que lo que es fantástico hoy, quizás dentro de cien años no lo sea, porque lo que se podía considerar fantástico hace cien años, ahora, por el avance y la ciencia, puede que no lo sea. Yo creo que algunas cosas que se nos presentan como intuiciones o como extrañas sensaciones para las que no tenemos explicación, quizás esos extraños umbrales que veo yo en todas partes, de entrar en lo otro, en algo desconocido, quizás dentro de unos años sean lo más normal del mundo.

Patricia García: —Sabemos que tu primera obra, Mi hermana Elba (1980), topó inicialmente con algunas trabas a la hora de ser publicada. ¿Qué consejo darías a un escritor o escritora que esté intentando publicar su primera obra?

Cristina Fernández Cubas: —Aquellos tiempos eran muy difíciles. El momento en que yo terminé Mi hermana Elba era difícil para todo, pero para cuentos no te digo: parecía que hubieses cometido un crimen.

No había muchos cuentistas en aquel momento, pero yo perseveré. Porque se me dijeron auténticos disparates: «está muy bien, cambia los finales», por ejemplo. Yo le aconsejaría que si ha trabajado seriamente en lo que ha hecho y cree en lo que ha hecho, que siga hasta el final. En mi caso fue así, yo perseveré, no hice caso. Los consejos están muy bien, pero cuando son consejos, no disparates. Dentro de la inseguridad de tu primer libro, tienes que aprender a defender algo de lo que estás seguro o segura.

Patricia García: —Y para terminar, imaginemos dentro de cien años, ¿qué te gustaría que se recordara de ti?

Cristina Fernández Cubas: —Para empezar, me gustaría estar dentro de cien años, pero eso todavía no se ha inventado. Dentro de cien años… que se recordara de mí… mi obra desde luego, y quizás mi primer libro, Mi hermana Elba, y quizás la valentía que tuve de defender el cuento como género. Sí, me gustaría que los cuentistas me recordaran. Porque ahora parece muy fácil, que el cuento es un género en sí mismo. Pero he tenido que explicar muchas veces que el cuento no es un camino previo para la novela, que yo no estoy haciendo meritoriaje en el cine para luego hacer un largo. Me gustaría por tanto que se recordaran mis cuentos, pero también mi tozudez.

Enlaces Recomendados

< Listado de Entrevistas

 

Interview with Rafael Escuredo

Rafael Escuredo: No one is immune to the conditioning we get from childhood or youth

Rafael Escuredo

 

Interview with Rafael Escuredo held on 12th October, 2011 at the Dámaso Alonso Library of the Instituto Cervantes in Dublin on the occasion of the presentation of his book El blanco círculo del miedo.

Rafael Escuredo Rodríguez (Estepa, Seville, 1944), graduated in Law from the University of Seville. As a deputy, he negotiated the terms for pre-autonomy in Andalusia and in 1979 he was elected president of the Junta de Andalucía, a position he held until 1984. In recent times, he has combined his career as a lawyer with writing. He has published the collection of poems Un mal día (1999), a short story collection Cosas de mujeres (2002), a compilation of his newspaper articles, Andalucía irredenta (2004), and four novels: Un sueño fugitivo (1994), Leonor, mon amour (2005), which won the Premio de la Crítica prize in Andalusia, Te estaré esperando (2009) and El blanco círculo del miedo (2011), adapted to film in 2012.

David Carrión: —Rafael Escuredo, writer, lawyer and ex-president of the Regional Government of Andalusia. Are your political days well and truly history now?

Rafael Escuredo: —Well, calling it history would be a bit grandiose. If anything, I’m part of a brief recent history of Andalusia, as a consequence of the Andalusian process of becoming an autonomous region. It was part of the circumstance of my political career and it was a period of struggles amended to incorporate the Statute of Autonomy for Andalusia. We wanted a statute which would give equal right to Andalusia, whereas the intention was to limit that privilege to northern communities only, giving Catalonia, the Basque Country and Galicia more autonomy than others.

David Carrión: —You have written poetry, short stories and four novels so far. Your short story collection is entitled Cosas de mujeres. What do women think about your short stories?

Rafael Escuredo: —At a first glance, the title might come across ambiguously. The title Cosas de mujeres suggests that there is a sexist approach. However, I always tried to place the role of women, as it couldn’t be any other way, on a par with the role of men.

I used the title Cosas de mujeres on purpose as it was an expression that was related somehow to that sexist language that I wanted to denounce. The short stories are about independent women, women who want to live their own lives and who find themselves constrained due to circumstances that historically have put women in a secondary position, in a secondary role, while the reality has been and will continue being different. It’s true that women and men are different, but we are equal not only as far as rights and duties are concerned, but also as human beings.

David Carrión: —Your first three novels are part of your Trilogía de la memoria. Are your own memories reflected in them?

Rafael Escuredo: —They are somehow. No one who writes can elude his own thoughts and his own beliefs. I think that in these three novels I’ve tried to emphasise that no one is immune to the conditioning we get from childhood or youth, and all those things come from within you.

Retrieving memory, in other words, averting what you forget on one hand, and on the other, overcoming the conditioning to which you were subjected and reaffirming yourself as a human being, progressing without looking back, living life to the full as a person, as a citizen is, in my opinion, one of the most important tasks for every human being. It’s something that has always disturbed me. It’s not that I’ve been obsessed about it either, but it’s true that it has interested me and concerned me.

David Carrión: —After Un sueño fugitivo, Te estaré esperando and Leonor, mon amour, we have now El blanco círculo del miedo, which is your first immersion in detective fiction. Why detective fiction?

Rafael Escuredo: —Because I’ve been a passionate reader of detective fiction and the great masters always used detective fiction as a tool, as a means of expressing criticism of their society. I thought it was the genre that gave me greater flexibility to do that.

Social criticism can be made through any genre but for instance, through a romantic novel it might be quite difficult. I’ve used detective fiction to try and denounce the abuse, egotism and greed of financial capitalism that we have nowadays. On the other hand, I also wanted to emphasise and prod those aspects of corruption that affect and are part of Spanish society, where there’s connivance between mafias, political power, local government, corruption, assassinations which are part of what’s happening in Spain but that we somehow digest and relegate to some recess of our mind, that part of memory where it becomes part of normality and we let it go.

I think that all this is very seriously conditioning the present and future generations of Spain and it felt right, even necessary, to jump-start awareness in one sector of our society. In the end, everyone contributes in whatever way they can or want to so as to improve the society in which we live. This can only be done through criticism. The thing is, I’m not overtly political in my novel nor do I allow myself to be moralistic. This is a novel about everybody’s experience, after all.

David Carrión: —You said that you were very angry while writing El blanco círculo del miedo. Is that anger still there?

Rafael Escuredo: —Yes, I still am an indignant citizen, like many others. I may not go to a demonstration in a public square, but I express my protest through my writing. I think that there are reasons to feel indignation when we see these predators in the financial world, people without scruples who have decided that Salomon Brothers is the government of the world and that the markets rule the world and act as a substitute for politics.

This abandonment of politics by the politicians who rule the world today is really deplorable. And that is what justifies the anger of civil society, of the citizens’ conscience. I believe the time has come for citizens to protest again, to take to the streets and seriously criticise what’s going on.

David Carrión: —Do the indignant appear as a character in your novel?

Rafael Escuredo: —No. If anything, it’s the author who has given himself that privilege.

David Carrión: —We know that El blanco círculo del miedo is being adapted for film.

Rafael Escuredo: —Yes, according to the producer, the pre-production phase is happening this year [2011] and shooting for the big screen will start in June or July.

David Carrión: —We hope to see it in Dublin very soon. We have a final question and since we’re here in the library, could you recommend a book for us? What are you reading at the moment?

Rafael Escuredo: —If I told you I’m reading about ten, twelve books at the same time, I wouldn’t be lying. But it could be any by Mario Vargas Llosa, on the occasion of his latest novel and also of his Nobel Prize for Literature. He is, in my opinion, one of the great masters of Spanish literature. We can learn a lot from him.

Recomended links

< List of interviews

 

 

Entrevista con Rafael Escuredo

Rafael Escuredo: Nadie es ajeno a los condicionamientos de la infancia o de la juventud

Rafael Escuredo

 

Entrevista con Rafael Escuredo realizada en la Biblioteca Dámaso Alonso del Instituto Cervantes de Dublín el 12 de octubre de 2011 con motivo de la presentación de su libro El blanco círculo del miedo.

Rafael Escuredo Rodríguez (Estepa, Sevilla, 1944), se licenció en Derecho por la Universidad de Sevilla. Como diputado negoció las condiciones de la preautonomía andaluza y en 1979 fue elegido presidente de la Junta de Andalucía, cargo que ocuparía hasta 1984. En los últimos tiempos, ha compaginado su carrera como abogado con la escritura. Ha publicado el poemario Un mal día (1999), el libro de relatos Cosas de mujeres (2002), un recopilatorio de sus artículos de prensa, Andalucía irredenta (2004), y cuatro novelas: Un sueño fugitivo (1994), Leonor, mon amour (2005), con la que ganó el Premio Andalucía de la Crítica, Te estaré esperando (2009) y El blanco círculo del miedo (2011), llevada al cine en 2012.

David Carrión: —Rafael Escuredo, escritor, abogado, y ex presidente de la Junta de Andalucía ¿Ya pasó definitivamente a la historia su etapa política?

Rafael Escuredo: —Esto de pasar a la historia son palabras mayores. En todo caso, estoy en la breve o pequeña historia reciente de Andalucía, como consecuencia del proceso autonómico andaluz. Fue una circunstancia en mi vida política y un periodo de luchas, un periodo constituyente. Porque el año 1978 fue lo de la Constitución y luego vino el Estatuto de Autonomía para Andalucía. Queríamos un estatuto de primera división, cuando lo que se pretendía es que solo fuera un privilegio de las autonomías del norte de España. Sobre todo Cataluña, País Vasco y Galicia.

David Carrión: —Ha escrito usted poesía, relatos y hasta ahora cuatro novelas. Su libro de relatos se titula Cosas de mujeres. ¿Qué opinan las mujeres de esos relatos?

Rafael Escuredo: —De entrada, el título se presta a equívoco. El título de Cosas de mujeres sugiere que hay una mirada machista. Sin embargo, yo he intentado colocar el papel de la mujer, como no puede ser de otro modo, en un plano de igualdad con el hombre.

El título Cosas de mujeres lo utilicé a propósito, porque era una expresión que de algún modo está en ese lenguaje machista que yo quería denunciar. Son relatos de mujeres independientes, de mujeres que quieren vivir su propia vida y que se encuentran condicionadas por circunstancias que históricamente han colocado a la mujer en un segundo plano, en un segundo papel, cuando la realidad ha sido y es y seguirá siendo otra. Efectivamente, somos diferentes los hombres de las mujeres, pero somos iguales en un plano no solo de derechos y de obligaciones, sino como seres humanos.

David Carrión: —Sus tres primeras novelas componen su Trilogía de la memoria. ¿Están ahí también sus propias memorias?

Rafael Escuredo: —De algún modo sí. Nadie que escribe puede sustraerse a lo que piensa, a lo que cree. En estas tres novelas yo he querido subrayar que ninguno de nosotros es ajeno a los condicionamientos de la infancia o de la juventud, y que todo eso parte de uno mismo.

Recuperar la memoria, es decir, conjurar el olvido de una parte y, de otra parte, superar esos condicionamientos, afirmarse como ser humano, desarrollarse sin tener que mirar hacia atrás y alcanzar la plenitud como persona y como ciudadano, para mí es una de las tareas más importantes del ser humano. Eso es algo que siempre me ha atormentado, entre comillas. Tampoco he sido un obseso de ese asunto, pero sí es verdad que me ha interesado y me ha preocupado.

David Carrión: —Tras Un sueño fugitivo, Te estaré esperando y Leonor, mon amour aparece El blanco círculo del miedo, que es su primera incursión en el género negro. ¿Por qué la novela negra?

Rafael Escuredo: —Porque yo he sido un lector apasionado de novela negra. Los grandes maestros siempre utilizaron la novela negra como una herramienta, como un instrumento para hacer una crítica sobre la sociedad de su tiempo. A mí me pareció que era el género que me permitía hacerlo de una manera más fácil.

Una crítica social se puede hacer desde cualquier género, pero por ejemplo desde la novela romántica resultaba muy complicado. A través de la novela negra he querido denunciar de una parte todo lo que son las tropelías, el egoísmo y la codicia del capitalismo financiero de nuestro tiempo. De otra parte, he querido también subrayar, meter la piqueta en todos esos elementos de corrupción que están gravitando y son una realidad en la sociedad española, donde por un lado hay connivencia entre mafias, poder político, ayuntamientos, gente que se corrompe, asesinatos que forman parte de la realidad de nuestra sociedad española, pero que nosotros metabolizamos y colocamos en el baúl del olvido, en ese trozo de la memoria en el que eso se convierte en cotidiano, y lo dejamos pasar.

Yo creo que todo esto está condicionando muy seriamente a las generaciones del presente y del futuro en España y que era oportuno, hasta necesario, dar este aldabonazo en la conciencia de un sector de la sociedad. Al final, cada uno contribuye como puede o como quiere a mejorar la sociedad en la que vive y esto solo se puede hacer desde la crítica. Lo que ocurre es que yo no introduzco en mi novela elementos políticos, ni tampoco me permito ser un moralista. En todo caso, es una novela de la experiencia de todos nosotros.

David Carrión: —Decía que había escrito El blanco círculo del miedo muy enfadado. ¿Continúa ese enfado?

Rafael Escuredo: —Sí, sigo siendo un ciudadano indignado, como tantos otros. A lo mejor no me manifiesto en la plaza pública, en el ágora, pero sí me manifiesto a través de la escritura. Yo creo que hay motivos para estar indignados cuando vemos a estos depredadores del mundo de las finanzas, gente sin moral, que han decidido que Salomon Brothers es el gobierno del mundo, que han decidido que los mercados son los que mandan en el mundo y han suplantado a la política.

Esta dejación de la política por parte de los políticos que hoy gobiernan el mundo es verdaderamente lamentable. Y es lo que justifica la indignación de la sociedad civil, de las conciencias ciudadanas. A mí me parece que es el momento de que los ciudadanos de nuevo denuncien, tomen la plaza pública y hagan una crítica en profundidad sobre lo que está pasando.

David Carrión: —¿Aparecen los indignados como personaje en su novela?

Rafael Escuredo: —No. En todo caso es el autor el que se ha permitido ese privilegio.

David Carrión: —Sabemos que se está realizando la adaptación cinematográfica de El blanco círculo del miedo.

Rafael Escuredo: —Sí, según el productor estará realizándose la preproducción a lo largo de este año [2011] y para el mes de junio o julio empezaría la filmación de esta historia en la gran pantalla.

David Carrión: —Esperamos verla muy pronto en Dublín. Y ahora para terminar, ya que estamos en una biblioteca, recomiéndenos, don Rafael, un libro, ¿cuál es el libro que está leyendo?

Rafael Escuredo: —Si le digo que estoy leyendo diez o doce libros al mismo tiempo no le miento. Podría ser cualquiera de Mario Vargas Llosa, aprovechando que es el tiempo de su última novela y premio Nobel de Literatura. Para mí, uno de los grandes maestros en lengua española. Alguien del que aprender.

Enlaces Recomendados

< Listado de Entrevistas

5 minutos con… / 5 minutes with… Diego Valverde Villena

Nuestros encuentros literarios en la biblioteca reciben hoy la visita de Diego Valverde Villena.

Carmen Sanjulián  charla con el escritor hispano peruano sobre sus libros y sus poemas. Diego Valverde Villena participó en el Café Literario del Instituto Cervantes de Dublín junto a Anamaría Crowe Serrano el pasado mes de mayo.

Esperamos que disfrutéis de la entrevista y de la lectura de sus poemas.


We continue our series of literary encounters in the library “5 minutes with…” Diego Valverde Villena

Carmen Sanjulián chats to the poet about his books, ans his relationship with Spain and Perú.  Diego Varverde Villena and Anamaría Crowe Serrano paid us a visit last May.

We hope you enjoy the video.

  1 2 3 4 5 6
Instituto Cervantes de Dublín

Instituto Cervantes de Dublín

Lincoln House
Lincoln Place
Dublin 2

Tel.: 00353 (0)1 631 15 00
Fax: 00353 (0)1 631 15 99

http://dublin.cervantes.es
cendub@cervantes.es

Festival Isla

Festival Isla 2014

Canal TV ICervantes Dublin

ICDublin

Calendario

January 2020
M T W T F S S
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

RSS Novedades CVC

  • [Foros] ¿Mejor sin la preposición 'a'...?
    Hola: Encuentro en la prensa la frase "la mujer que amaba demasiado a los libros" y me pregunto si esta frase no sería más correcta sin la preposición A. ¿Alguien podría decirme por favor si estoy en lo cierto y por qué sí o no? Graicas. Un slaudo. […]
  • [Rinconete] Grafitos históricos (88). Epitafio a un caballo medieval
    Por José Miguel Lorenzo Arribas. Corría como desbocado. Como un mantra, insistimos una y otra vez en la fragilidad extrema de eso que llamamos grafitos históricos. A un metro del suelo actual de la iglesia parroquial de Santiago en Peñalba, el célebre edificio mozárabe berciano (León), corría un animal inciso de veinte centímetros de ancho […]
  • [Foros] 'Petar' y 'colgarse'
    Buenos días, navegantes. Este foro me resulta muy curioso, aunque he empezado a seguirlo de reciente y reconozco ser tan solo un aficionado al léxico informático. Y aprovechando la coyuntura, me gustaría saber de dónde viene el uso de la palabra "petar" cuando se refiere al sistema que deja de funcionar. ¿Equivale a "quedarse colgado"? […]

  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube
  • Correo electrónico
  • RSS

RSS Cervantes TV

  • MESA REDONDA. «Un mundo unido por el mar»
    Se celebra en la sede de Alcalá de Henares del Instituto Cervantes la mesa redonda «Un mundo unido por el mar», en el año del V Centenario del avistamiento del Océano Pacífico por el navegante español Vasco Núñez de Balboa. Participan Miguel Luque Talaván -profesor del departamento de Historia de América en la Universidad Complutense […]
  • PRESENTACIÓN. El quinto «Festival Eñe»
    La sede del Instituto Cervantes, en Madrid, es el escenario para la inauguración del quinto «Festival Eñe» de literatura, que el Cervantes organiza junto con el Círculo de Bellas Artes y La Fábrica. El dramaturgo Juan Mayorga -premio Nacional de Literatura Dramática en 2013- y la actriz Carmen Machi participan en este encuentro mediante un […]
  • PRESENTACIÓN. El quinto «Festival Eñe» (resumen)
    La sede central del Instituto Cervantes es el lugar escogido para la presentación de la quinta edición de «Festival Eñe» de literatura, organizado junto al Círculo de Bellas Artes de Madrid y La Fábrica. El acto inaugural cuenta con la presencia de la actriz Carmen Machi y el dramaturgo Juan Mayorga. […]
© Instituto Cervantes 1997-2020. Reservados todos los derechos. bibdub@cervantes.es