El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Don Quijote en su vida

Para mí, es muy difícil decidir quien, en mi vida, es más como Don Quijote: por ejemplo, muchas personas tienen unas de las características del Quijote. Aunque, para mí, el que es como el Quijote es mi mejor amigo, Alex.

No sé exactamente donde a empezar con Alex.  Le gusta la idea de caballerosidad, en muchas maneras diferentes: tenemos un vecino, un profesor de mi colegio, y es un hombre que Alex odia.

Una vez, los chicos pequeños estaban jugando con una pelota, en la calle, enfrente de nuestras casas. Desafortunadamente, uno de ellos lanzó el balón, y cayó en el césped de su vecino. El vecino lo vio todo, y salió para gritar a los chicos (incluido los hermanos de mis amigos). ¡Alex venia al rescate! Cuando el vecino venía, Alex iba al sendero del vecino, y comenzaban a discutir, muy fuerte, sobre los derechos de los chicos a jugar.

Para Alex, no hubo un problema con traer el balón, si fue al césped de otra persona. Desafortunadamente, nuestro vecino piensa que hay un problema, un problema grande. Entre Alex y yo, pensamos que el vecino es como un trol, con su propio territorio. Tristemente, hubo muchos problemas en todo, porque la intervención de Alex no tranquilizó al vecino: si algo, lo enfadó más. Sin embargo, fue un gesto noble, y no es algo que he olvidado.

Otra cosa con Alex es que tiene su propio Rocinante: compró una bici pequeña, una bici para un niño, de cerca seis años. Habría podido poco tonto, para un joven de 16 años montar una bicicleta para alguien de cinco años, pero porque Alex es muy gracioso, la idea de montado una bicicleta pequeña no es tonta o infantil, pero es más como una marca registrada de él.

He esperado a montarla, pero aunque no es difícil, dudo que parezca como un payaso, pero más como una figura trágica, y indudablemente no soy como el Quijote, que es un poco lamentable. Alex tiene un nombre para “Rocinante” – lo se llama “Little Pete”, y desafortunadamente, no sé porque lo tiene un nombre como eso: es un amigo, pero a veces no tengo una idea que lo que pasa en su cabeza.

Sorprendentemente, Alex tiene una Dulcinea de Toboso, una chica que vive en nuestra calle: se llama Katherine, pero en el espíritu del Quijote, le llamo Kitty, porque lo prefiero como un nombre, y espero que le convenga mejor que su nombre propio. Desafortunadamente, ella nos tormenta. Pensamos que es un hecho de vida, y no creo que Kitty esté muy triste, si no sale con nosotros.

Desafortunadamente, si Alex es Don Quijote, yo soy Sancho Panza, y creo que es un papel que puedo disfrutar, y representar bien.

Mungo B.
Barton Court Grammar School

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Entradas relacionadas

Etiquetas

Deja un comentario

© Instituto Cervantes 1997-2022. Reservados todos los derechos. cenlon@cervantes.es