El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

El quijote de mi vida, mi hermana

El optimismo es muy importante para mi hermana, y estoy orgullosa de ella por permanecer optimista a pesar de las luchas que la vida tiene para ella. Es sorda y tiene problemas con leer y escribir y mientras su habla ha mejorado mucho, todavía encuentra difícil comunicarse con otros.

La determinación que muestra en todo lo que hace es necesaria para superar las dificultades en las que no pensamos dos veces y es afortunado que es vehemente sobre el aprendizaje, de otra manera se daría por vencida rápidamente. Porque es más joven que yo, me siento muy protectora de ella así que intento ayudarla con su ortografía y su pronunciación, y con su actividad favorita, leer.

Su imaginación creativo no es sólo importante cuando lee, sino en todos los aspectos de su vida, porque por desgracia pasa mucho tiempo viviendo en su cabeza, así que mi familia está siempre intentando cosas nuevas para impedir el aburrimiento y mantener cada día diferente e interesante.

Me gusta rodearme de las personas alegres y con actitudes positivas, así que soy afortunada de que mi hermana tiene la misma visión de la vida que Don Quijote, que es ver lo bueno en todos y quedar tan contenta como sea posible. Su jovialidad me ayuda a mantener positiva aunque esté estresada y tenga mucho trabajo, que es muy común actualmente.

Mientras mis amigas se quejan a mí sobre sus hermanos y oigo sobre muchas peleas que tienen, me llevo bien con mi hermana y las disputas pequeñas que tenemos son resueltas rápidamente. Sería muy fácil compadecerse de sí misma pero me impresiona que disfruta todos los días, mucho más que otros, que para ser justos, tienen una vida fácil.

Hoy en día pienso que la gente es demasiado rápida para juzgar otros y hay muchas maneras diferentes de ver a otros, por ejemplo cuando ves a Don Quijote, puedes decir que la locura de un hombre es el genio de otro hombre. Mientras mi hermana es completamente normal y muy amistosa, es difícil para otros ver otra cosa que su sordera y de una manera similar es fácil olvidar las características buenas de Don Quijote y se concentran en su demencia.

Cuando esto sucede es tan difícil conocer a la persona y a menudo la gente sorda es segregada, y muchos sólo tienen amigos que son sordos también; muchos eligen eso porque es demasiado difícil integrarse en sociedad. No obstante mi hermana tiene unas amigas que pueden oír, que es sólo posible porque tiene el deseo de ser aceptada por otros, y sus amigas hacen un esfuerzo para incluirla. Cuando hablo con gente que ha conocido a mi hermana, siempre me dicen que es atrevida, que es muy inusual para alguien con una discapacidad.

Espero que mi hermana elija seguir sus sueños y ser ambiciosa, lo mismo que Don Quijote hizo, y no permita que su sordera la contenga. Sin embargo, estoy bastante segura que esto no ocurrirá porque no es en su naturaleza y está siempre dispuesta para cualquier desafío. Recientemente acaba terminar la ‘Costa a Costa’ para una ONG, que es ir en bicicleta desde la costa oeste en Cumbria a Tynemouth en la costa este que me ha inspirado a desafiarme yo misma y hacer algo para los otros.

Jenny W.
Central Newcastle High School

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Entradas relacionadas

Etiquetas

Deja un comentario

© Instituto Cervantes 1997-2022. Reservados todos los derechos. cenlon@cervantes.es