El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

“Me encanta cómo en España la gente es bastante paciente cuando estás aprendiendo la lengua”

Esta semana continuamos con la serie de entrevistas a personalidades del ámbito hispano-británico. Nuestro cuarto invitado, Xavier Bray, es un historiador del arte especializado en arte y escultura españolas. Es, además, el actual director de The Wallace Collection en Londres.

Previamente, Dr. Bray ostentó el título de comisario jefe de la Dulwich Picture Gallery y comisario adjunto de la colección de pinturas europeas de los siglos XVII y XVIII de la National Gallery de Londres. Además, ha sido comisario de diversas exposiciones tales como Lo sagrado hecho real: escultura y pintura españolas 1600 – 1700, Goya: retratos (2015) y, más recientemente, Ribera: arte de violencia (2018) .

Bray completó su tesis doctoral en 1999, titulada «Comisiones reales religiosas como propaganda política en la España de Carlos III«, en el Trinity College de Dublín.

The Wallace Collection, London © The Trustees of the Wallace Collection, London

Durante los últimos cinco años, has trabajado como director de la Wallace Collection, ¿podrías resumir esta experiencia para nuestra audiencia?

La Wallace Collection es una colección increíble. Es uno de los mejores museos del mundo, con una impresionante diversidad de obras de arte, desde pintura y escultura hasta porcelana. Para mí, personalmente, ha sido una gran oportunidad el poder aprender sobre diferentes tipos de arte, sobre todo porque mi especialidad es solo la pintura barroca. He tenido un equipo de comisarios muy buenos, un equipo pequeño pero muy dinámico. Además, supongo que lo que estoy intentando hacer es convertir la Wallace Collection en un lugar que todo el mundo pueda disfrutar. Esa es nuestra misión más importante y nos estaba yendo bastante bien, hasta el inicio de la cuarentena.

Les hasards heureux de l’escarpolette (The Swing), Jean-Honoré Fragonard © The Trustees of the Wallace Collection, London

Eres un famoso especialista en arte de los siglos XVII y XVIII, por el cual es famosa la Wallace Collection. ¿Podríamos decir que estáis hechos el uno para el otro?

Es verdad que, cuando era estudiante, venía a analizar las colecciones de pintura, especialmente las de pintura española, francesa e italiana. Y entonces, por supuesto, realicé mi doctorado sobre Goya y la Wallace Collection es el lugar perfecto para estudiar pintores franceses del siglo XVIII. Te encuentras rodeado de Watteau, Boucher, Fragonard, Delacroix, Dolaroche y Meissonier. Es como volver al hogar que tan bien conocía. Es como si estuviéramos hechos el uno para el otro, pero a la vez, soy consciente de que quiero hacer más con otros tipos de arte e implicarme con diversas disciplinas, investigadores y técnicas. Pero, sí, por supuesto que ha sido una experiencia muy positiva trabajar en una colección tan rica y diversa.

The Marriage of the Virgin, Bartolomé Esteban Murillo © The Trustees of the Wallace Collection, London

¿Cómo se convirtió en especialista del Siglo de Oro español?

Mi padre trabajaba como periodista para el Wallace Street Journal en Madrid. Yo tenía alrededor de 14 años en ese momento. Desgraciadamente, yo me encontraba en un internado en Inglaterra mientras mis padres estaban pasándoselo genial en el Madrid de los 80, una gran década para España. Volví durante las vacaciones para pasar un tiempo en Madrid y El Prado fue el primer museo que descubrí. Allí encontré a Velázquez, Zurbarán, y después, al gran Goya. La verdad es que acercarme a la obra de éste, me ponía muy nervioso ya que le consideraba un artista complejo y difícil. Era muy variado, creando bellas pinturas de la vida de Madrid en sus cartones, pero a la vez tenía sus Pinturas Negras, que son el más perturbador testimonio de la humanidad fracasando.

Habla un español excelente, ¿podría contarnos un poco más sobre cómo lo aprendió?

Aprendí español cuando tenía 16 o 17 años, en Inglaterra. Por suerte, mis padres estaban en Madrid y yo me esforzaba por practicarlo cuando estaba allí. Me encanta cómo en España la gente es bastante paciente cuando estás aprendiendo la lengua y no tienen problema en ayudarte. En España es realmente fácil sumergirse en la cultura, la tradición, las gentes, la propia lengua, la literatura, etc. También viví en Granada durante un año sabático. Simplemente el estar allí, vivir la vida y conocer a todo tipo de personas de diferentes círculos enriqueció realmente mi experiencia. El mejor consejo para estudiantes de lengua española es pasar en España el mayor tiempo posible.

Saint John the Evangelist’s Vision of Jerusalem, Alonso Cano © The Trustees of the Wallace Collection, London

– Usted dirigió el programa de conservación del Museo de Bellas Artes de Bilbao. ¿Cuáles son tus recuerdos de esa época ahora que estás en Londres?

Siempre he tenido especial afecto por Bilbao y este museo. Es un museo maravilloso de Bellas Artes. En aquellos días, trabajé para Miguel Zugaza. Allí trabajé mucho, gracias a él, pero también tuve la gran oportunidad de trabajar en un museo europeo y trabajar con una colección que incluyó a los grandes maestros además de una colección de pintura vasca del siglo XIX. Allí había un fuerte sentimiento de identidad nacional. Lo recuerdo con aprecio, me trae muy buenos recuerdos y siempre estoy pensando en formas de trabajar con el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Usted tiene fama de apostar por la experimentación y de tomar riesgos en tu trabajo como comisario, ¿cómo puso este aspecto en práctica en la Wallace Collection?

Comisariar y organizar exhibiciones es algo que me apasiona. No me gusta repetir cosas y siempre intentaré impulsar las exposiciones y probar ideas nuevas, tratando de aportar nuevas perspectivas o artistas o períodos. Siempre trato de hacer más vital una exposición, aportando algo relevante en relación con aquello que esté ocurriendo en el presente. La exposición más reciente en la Wallace Collection, que en teoría sigue expuesta, es la primera muestra de obras de pintores indios encargada por oficiales de la East India Company, lo que supone un área de arte sin precedentes, nunca antes considerada.

Forgotten Masters exhibition © The Trustees of the Wallace Collection, London

Nos acordamos especialmente de cómo rastreó la trayectoria de Goya desde sus principios en la corte de Carlos III en Madrid hasta sus años finales en Burdeos. ¿Cómo recuerda esta exposición?

Era una exposición de los retratos de Goya y no era tan obvio realizarla contando la historia de su vida a través de los retratos de gente que le habría conocido. Fue una de esas experiencias maravillosas. Reuniendo todos los amigos de Goya, así como reinas y políticos, pudimos reconstruir su vida de una manera muy diferente. No era sobre cómo Goya se veía a sí mismo, sino sobre las impresiones de personas que conoció y las conexiones que tuvo. Y, de repente, el resultado fue la capacidad de ver a Goya de una manera muy diferente. Y, para mí, y espero que para los visitantes también, fue una experiencia extraordinaria el entender los círculos en los que se movió y sus amistades; tienes la oportunidad de conocer a este hombre extraordinario y a su alma. Es raro poder hacer eso con un artista. Fue una experiencia muy satisfactoria y me hubiera gustado poder estar allí por la noche, para oír sus conversaciones. Fue una de esas exposiciones dinámicas, donde podrías esperar que los cuadros comenzaran a hablar.

The Rainbow Landscape by Peter Paul Rubens, c. 1636 © The Trustees of the Wallace Collection, London

La crisis del Covid-19 ha provocado el cierre de todos los museos. ¿Habéis lanzado algún programa en línea en la Wallace Collection para este periodo especial?

Por supuesto, como todo museo, queremos asegurarnos de no desaparecer. Estamos muy preocupados de que todo el mundo se esté centrando en muchas otras cosas, lo cual está bien, pero el mayor problema es cómo conseguir que un museo como la Wallace Collection siga siendo relevante hoy en día. Estamos lanzando una serie de temas digitales con los que la gente puede involucrarse en nuestra página web. Tengo la esperanza de, si acudir al lugar del trabajo es posible, volver a la galería y realizar una grabación en directo sobre la exhibición Indian Animals. Además, esperamos poder reabrir pronto y continuar con nuestro programa. Tenemos una exposición sobre Rubens dentro de poco que reúne dos de sus grandes paisajes por primera vez. Uno es Paisaje con arcoíris (de la Wallace Collection) que yo creo que se ha vuelto más emotivo que nunca en los últimos meses. El arcoíris se ha convertido un símbolo de esperanza en Reino Unido y del gran trabajo del NHS, así que espero que este cuadro tenga un fuerte impacto en nuestra sociedad como una imagen de supervivencia y creatividad. En realidad, este es un gran momento para la creatividad.

Traducción: Blanca Gomez Garcia

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Deja un comentario

  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube
  • Correo electrónico
  • RSS


Instituto Cervantes de Londres

15-19 Devereux Court
London WC2R 3JJ
Tel: +44 (0)20 7201 0750
Nearest stations: Temple / Holborn


cenlon@cervantes.es

http://londres.cervantes.es

© Instituto Cervantes 1997-2021. Reservados todos los derechos. cenlon@cervantes.es