El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Figuras de la cultura hispano-británica analizan la relación cultural bilateral tras el Brexit

Destacadas figuras de la cultura hispano británica han participado en la mesa redonda Futuro: English & Hispanic Culture After Brexit, en la que destacaron la unión de ambos países para afrontar los retos y aprovechar las oportunidades tras el Brexit, así como la relevancia del español como lengua relevante para la vida cotidiana y su increíble crecimiento en las escuelas británicas. El evento tuvo lugar en el Cervantes Theatre bajo los auspicios del Instituto Cervantes de Londres y con apoyo de la Embajada de España.

La introducción fue a cargo del Embajador de España en Reino Unido, Carlos Bastarreche. A continuación, tomó la palabra el director del Instituto Cervantes de Londres, Luis García Montero, quien realizó un Homenaje al hispanismo británico, elogiando la labor de grandes historiadores y académicos como Sir John Elliott, Sir Paul Preston o el recientemente fallecido Trevor Dadson.

La mesa redonda estuvo moderada por el corresponsal de El País en Reino Unido, Rafa de Miguel, y contó con los siguientes ponentes: la directora del English National Ballet (ENB), Tamara Rojo; el Embajador del Ecuador en el Reino Unido y novelista, Jaime Marchán; el ex embajador de Reino Unido en España, Simon Manley; la directora del Institute for Modern Languages Research (IMLR), Catherine Davies; la presidenta de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (CERU), Rocio Gaudioso; y el investigador del Real Instituto Elcano, Ignacio Molina.

El valor de la lengua como derecho humano

El Embajador del Ecuador en el Reino Unido y novelista, Jaime Marchán, apuntó a que el Brexit es “la concreción democrática de la decisión de un país miembro de salir de la UE”. Sin embargo, precisó que, como todo cambio, puede “ser visto también como una oportunidad” y cree que, en adelante, veremos un  país europeo con mayor autonomía para desempeñar un papel global importante en todos los ámbitos, incluido el cultural. 

Para Marchán, el Brexit “nos invita a reflexionar en el poder universal de la lengua inglesa más allá de toda frontera” y citó una frase memorable de George Steiner, figura fundamental del pensamiento crítico del siglo XX, que en su opinión, resume a la perfección el sentido pluricultural de la lengua y de la literatura: “Denme una mesa de trabajo y ya tengo una patria”.

De hecho, su apuesta como Embajador es “por un mejor conocimiento recíproco de ambas lenguas: el español y el inglés”, destacando como el Instituto Cervantes y el British Council son una base cultural importante para incrementar un mejor y mayor conocimiento, no solo de las lenguas, sino de las culturas iberoamericana e inglesa. Pero la lengua no es solo palabras, y así, quiso reivindicar “el valor de la lengua como derecho un derecho humano”.

“El increíble crecimiento” del castellano en las escuelas británicas

El ex embajador de Reino Unido en España, Simon Manley, espera que el futuro de la relación cultural entre Reino Unido y el mundo hispano después del Brexit sea “riquísima”, ensalzando los vínculos y oportunidades, sobre todo “gracias a los esfuerzos de tantos españoles tan talentosos en nuestro país”.

Para Manley, el reto actual es “la incertidumbre y las noticias falsas”. Mientras que las oportunidades “son más importantes”, con dos países orgullos de sus grandes tradiciones, pero con vistas internacionales y visiones innovadoras. Además, destacó “el increíble crecimiento” del castellano en las escuelas británicas, y como, la cultura hispana avanza en dimensiones varias, con series de Netflix como La casa de papel hasta el flamenco, el cine, o la gastronomía.

Español, una lengua relevante para la vida cotidiana

La directora del Institute for Modern Languages Research (IMLR), Catherine Davies, destacó como en los últimos diez años, el número de estudiantes que se matriculan en lenguas modernas ha disminuido, especialmente en alemán y francés, pero no en el caso del español y el portugués, que han crecido en importancia, estatus e impacto en el sector de la educación superior. 

En el caso del estudio del español en los colegios, Davies cree que el interés por el español ha crecido enormemente en los últimos 20 años: “El español se considera relevante para la vida cotidiana, principalmente porque la mayoría de los británicos y sus hijos han visitado España y han pasado sus vacaciones allí. Muchos expatriados británicos viven en España, especialmente los abuelos. El español es un idioma fácil de adquirir en un nivel básico, por lo que la comunicación se puede establecer rápidamente. Los jóvenes están motivados, sienten que están progresando y pueden probar sus habilidades lingüísticas en vacaciones”.

Davies apunta que “será más difícil reclutar profesores y profesores universitarios de España” y no ocultó su preocupación por si “el tráfico constante de bienes y personas entre los dos países puede verse seriamente comprometido”, sin embargo, apuntó a que el interés británico en España es anterior a la entrada de Reino Unido en la UE. 

Reino Unido y la Unión Europea se necesitan

La presidenta de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (CERU), Rocio Gaudioso, destacó que la comunidad científica se encuentra en una situación con respecto al Brexit que es, “a la vez, una oportunidad y un reto: la investigación no puede realizarse en aislamiento, Reino Unido y la Unión Europea necesitan el uno de la otra para mantener su competitividad y poder afrontar los retos sociales y tecnológicos que vienen”. 

Gaudioso puntualizó que que las relaciones hispano-británicas en materia de investigación son “maduras y están bien fundadas en respeto y admiración entre ambos países”, con lo que situación puede ayudar a disminuir los efectos negativos del Brexit, pero recalcó que “los daños ya se están haciendo visibles y tan solo con una fuerte actividad de diplomacia y colaboración científica, en la que prevalgan nuestros objetivos comunes, podremos hacer frente a los retos que nos vienen”.  

Gaudioso tiene claro que “la investigación siempre ha sido, y siempre será, una misión global. Los retos a los que nos enfrentamos no podrán ser solucionados por países en aislamiento y esto es algo que tanto los investigadores como los gobiernos saben. Las promesas y buenos deseos están ahí, necesitamos que la voluntad política en ambos lados del canal refleje este deseo y hagan posible una relación lo más estrecha posible para que la comunidad investigadora pueda seguir trabajando junta”.

Dos vertientes de la relación futura entre el Reino Unido y España

Durante la mesa redonda, el investigador del Real Instituto Elcano, Ignacio Molina, aludió a dos vertientes de la relación futura entre el Reino Unido y España. La primera se centra en la dimensión más europea, tratando de responder a la pregunta de por qué ha sido siempre tan distinta la percepción que han tenido los británicos del resto de los ciudadanos de la UE sobre lo que es y debe ser el proceso de integración. 

“Entre los 27 (y singularmente en España) se ha tendido mayoritariamente a ver a Europa como la solución a los problemas nacionales en términos de paz. seguridad, prosperidad, bienestar, normalización, democracia. En cambio, ni las elites ni la opinión pública del Reino Unido ha tenido conciencia profunda de que su ser nacional era «problemático» o estaba «amenazado» y, por tanto, no han visto a la UE como esa gran empresa de futuro que les era propia, sino más bien como un cálculo pragmático o un simple mal menor”, recalcó Molina.

En la segunda vertiente de su participación en la mesa, trató la relación más específicamente bilateral entre Reino Unido y España. En este caso, le interesó plantear, con cierta provocación optimista, “que no hay en la Historia de las relaciones internacionales una enemistad más larga entre dos Estados (en parte porque son dos de los Estados más antiguos del mundo) y, a la vez, tampoco hay otro caso de dos países que no siendo vecinos ni compartiendo idioma tengan ahora mismo una relación tan intensa y tanto potencial de armonía.  Armonía que por el momento no se ha expresado tanto en lo político (en parte por la recién comentada muy distinta manera en que ambos países veían la integración europea o por el viejo contencioso de Gibraltar) sino mucho más, y esto es lo interesante teniendo en cuenta el enfoque del resto de ponentes en la mesa, en los aspectos culturales, personales y empresariales”.

Para Molina, es evidente que “el Brexit marca un antes y un después en la forma de relacionarse entre Reino Unido y la UE. Es inevitable que la relación sufra a todos los niveles. Y estamos a la espera de ver cómo se plasma ese acuerdo de futuro a partir de 2021. Ahora mismo el principal reto es evitar un Brexit demasiado duro, aunque no se puede ser del todo optimista. Sin embargo, no creo que haya que ser tan pesimista en el vínculo concreto hispano-británico”.

Lectura de poesía en el Cervantes Theatre

El acto concluyó con un recital de poesía amorosa española en homenaje al hispanista Trevor Dadson a cargo del director artístico del Cervantes Theatre, Jorge de Juan. Se trata del primer teatro de habla hispana en la historia del teatro británico y su director asociado llamó a que Reino Unido y España consoliden “los fuertes lazos que siempre han existido entre nuestras dos comunidades”.

“En el Cervantes Theatre, ahora más que nunca, tenemos que seguir difundiendo nuestra cultura, nuestro idioma, que no deja de crecer y que es estudiado por los estudiantes británicos más que nunca. Queremos ser la puerta de entrada para muchos jóvenes españoles y latinoamericanos  que quieren seguir soñando con un futuro mejor en un país al que admiran por su historia y por sus gentes”, destacó De Juan.

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Deja un comentario

© Instituto Cervantes 1997-2022. Reservados todos los derechos. cenlon@cervantes.es