El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

   

Blog del Instituto Cervantes de Estambul

Biblioteca Álvaro Mutis

De Tatavla a Kurtuluş (Itinerarios por Estambul 2018)

El 25 de septiembre de 2018 en Itinerarios por Estambul por | Sin comentarios

De Tatavla a Kurtuluş (duración estimada 4 horas)
Autora: Zelal Pelin Doğan
Segundo Premio del Concurso Itinerarios por Estambul 2018

Karotseri Trava, napamesta Tatavla
Posa talirayirevis, ya na pas ke na mas feris!
Venga cochero vayamos a Tatavla
Cuanto quieras por llevarnos allí
 
Büyükdere ke Therapia; Tatavla ke Nihori
Afta ta tessarahoria, pustolizoune tin Poli
Büyükdere y Tarabya; Tatavla y Yeniköy
Estos son los cuatro pueblos exactos que hacen más bello a Estambul.”

Anónimo

Estambul es una ciudad llena de contrastes, historia y vitalidad, y el barrio de Kurtuluş no escapa de ello.

Antiguamente llamado Tatavla, se trata de un barrio con más de 500 años de vida, donde diferentes culturas y sus respectivas herencias merecen ser visitadas callejeando por unas calles donde el día a día transcurre entre antiguas iglesias ortodoxas, armenias y, por supuesto, mezquitas; cementerios católicos y griegos, o edificios con más de cien años de antigüedad.

Kurtuluş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Kurtuluş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Junto a lo anterior, pequeños comercios, mercados, exquisitas meyhanes (tabernas) y vendedores ambulantes que corean el nombre de sus productos, entre otros, hacen que esta zona en proceso de modernización, no renuncie a sus orígenes.

Tal y como  lo define el escritor y periodista Edmundo de Amicis en su libro Constantinopla (1874): “Subimos a la otra colina y nos encontramos en Aya Dimitri, que está en la otra orilla de la ciudad. Toda la gente que está aquí es griega. Los ancianos tranquilos, los jóvenes graciosos, las mujeres trenzadas llenan el aire con sus conversaciones melódicas, niños astutos que juegan con cerdos y pollos moviéndose libremente alrededor.”

Casas antiguas de Kurtuluş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Casas antiguas de Kurtuluş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Pero muchos años antes, incluso anteriores a la conquista de Constantinopla, lo que más llamaba la atención era la presencia de caballerizas y pozos genoveses, lo que explica su nombre, ya que “tavla” significa caballeriza en griego.

Antiguamente habitado por griegos de origen humilde, Tatavla, famoso por sus calles estrechas y sus casas de madera, comienza a cambiar a causa de un incendio la noche del 21 de enero de 1929. La mitad de las casas y las iglesias arden en ese incendio.

Aproximadamente dos meses después, su nombre pasa a ser Kurtuluş. Aunque el nombre cambia, la vida cotidiana continúa por un tiempo. Especialmente con la Feria de Tatavla “Baklahorani” que se organiza antes de la llegada de la Cuaresma. Esta famosa feria se celebraba antes de Pascua con vestidos divertidos y canciones alegres, se organizaban distintos entretenimientos y se comían platos de Cuaresma, especialmente las habas (en turco bakla). Por eso la feria se llama Baklahorani. Se celebró hasta 1941. Pero en 1955, después de los casos el 6-7 de septiembre, muchos griegos se fueron.

Cementerio católico francés (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Cementerio católico francés (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Acto seguido los armenios, los judíos y los turcos se establecieron y comenzaron a vivir con los griegos que se quedaron aquí. Recientemente, ha habido algunos intentos de revivir este festival.

Hoy, Kurtuluş es un barrio donde vive gente de distintas culturas y naciones y que trata de proteger su forma histórica, tradicional y original. Está bien comunicado ya que se puede llegar en con la parada de metro Osmanbey, por la salida de Pangaltı; en autobuses o andando desde Taksim o Mecidiyeköy en apenas 15 minutos.

Cuando se llega a la avenida de Ergenekon, con tan solo subir unos metros, nos encontramos a la de derecha el cementerio católico francés, que  se destinó a los católicos que vivían en Estambul en el año 1857.

Aya Lefter (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Aya Lefter (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Aquí es posible observar tumbas, criptas, esculturas e incluso una iglesia. Después de salir también se puede visitar la iglesia armenia Surp Vartanats, que está abierta desde 1861.

Para seguir la ruta se puede continuar por la avenida Kurtuluş. Esta avenida tiene un punto moderno y otro de histórico que ejemplifica perfectamente el alma del barrio. Después de caminar un poco hay que girar a la derecha por la calle Azak para llegar al cementerio Aya Lefter.

Cuando en el año 1865 un masivo brote de cólera en Estambul mató a 130.000 personas, el uso de jardines de iglesias como cementerios fue prohibido (aquellos que murieron en Kurtuluş hasta esa fecha están enterrados en el jardín y alrededor de la iglesia de Aya Dimitri). Por esta razón, a 200 metros de la iglesia, se creó este cementerio que también tiene su propia iglesia construida en un estilo basilical y que fue inaugurada en el año 1880.

Aya Tanaş por fuera (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Aya Tanaş por fuera (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Si se baja por  la calle Bayır se puede encontrar la primera iglesia con cúpula de Estambul, que se construyó entre el final de la época bizantina y el inicio de la época otomana. Se llama Aya Tanaş. Aquí se pueden ver iconos dorados, pinturas, cristaleras y reclinatorios grabados en madera.

Interior de Aya Tanaş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Interior de Aya Tanaş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

El primer martes de cada mes la gente se reunía para el sacramento. Además, es posible ver una imagen de San Jorge de Capadocia en una de sus pinturas, personaje protagonista de la leyenda del dragón y del día del libro (el 23 de abril, día de su muerte como mártir), de gran relevancia  también en las culturas aragonesa y catalana, en la que se  celebra el día de los enamorados  regalando rosas y libros.

Cúpula de Aya Tanaş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Cúpula de Aya Tanaş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Después de la iglesia Aya Tanaş está la iglesia Aya Dimitri que no se sabe cuándo se construyó. En Kurtuluş las iglesias y los cementerios se pueden visitar cada día hasta las cinco de la tarde. Por otro lado al final de la avenida Kurtuluş también hay un club de deporte y la escuela primaria griega, organizaciones sociales que realizan actividades educativas por y para el barrio.

Cuando se callejea por las calles de Kurtuluş no se encuentran  solamente edificios y monumentos de distintas culturas. También es posible y curioso ver muchas cosas que protegen su forma tradicional. Tiendas con decenas de años, vendedores ambulantes, edificios antiguos, bares, meyhanes, panaderías.

Interior de Aya Tanaş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Interior de Aya Tanaş (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Después de acabar de ver los lugares de interés histórico, se puede descansar un poco. Tomar algo en cualquier bar es una buena opción mientras se observan los edificios históricos. Porque en cualquier calle de Kurtuluş es posible ver los edificios griegos con porches y ornamentos.

Si el día escogido es domingo, también existe la posibilidad de visitar el Feriköy Antika Pazarı (mercado de antigüedades de Ferikoy), un gran mercado lleno de objetos antiguos, perfecto para los más nostálgicos e incluso para los más modernos.

Vendedor ambulante (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Vendedor ambulante (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Como guinda del pastel, una buena y tradicional cena en una meyhane (taberna). Madam Despina es una de las más históricas y originales. Su nombre se debe a la de una mujer griega que fue la primera ejecutiva de Turquía y que, antes de su muerte en el año 2006, aseguraba: “después de mi muerte, este restaurante va a seguir igual”.

Por eso aquí los mezes (tapas turcas), los trabajadores, la decoración y la música es la misma que años atrás. Otras opciones igual de recomendables se encuentran en la calle Eşref Efendi y las paralelas, por ejemplo Tatavla o Astek, muy acogedoras y familiares. En todas ellas tendréis la oportunidad de saborear la gastronomía típica turca, como pilaki, haydari, humus, fava, ezme, y acompañarlos con rakı, la bebida típica de Turquía.

Meyhane Madam Despina (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

Meyhane Madam Despina (Fotografía Zelal Pelin Doğan)

En resumen, una ruta ideal para todos aquellos que deseen conocer la diversidad y la historia de la ciudad en un ambiente muy local, todavía ajeno al turismo de masas, y en el que los elementos modernos se mezclan con los antiguos personificando los contrastes tan presentes en la ciudad en general.

Texto y fotografías: Zelal Pelin Doğan

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Deja un comentario

  • Twitter
  • Facebook
  • RSS

Biblioteca Álvaro Mutis / Álvaro Mutis Kütüphanesi

Logotipo del Instituto Cervantes

Dirección / Adres:
Tarlabaşı Bulvarı, Zambak Sok 25
34435 Taksim/İstanbul

Horario
Martes-miércoles-jueves, de 11.30 a 14.00 y de 15.00 a 19.15;
Viernes, de 11.30 a 14.00 y de 15.00 a 17.00 Sábados, de 11.30 a 13.00 y de 13.30 a 17.00
Domingos y lunes, cerrado

Çalışma Saatleri
Salı, Çarşamba, Perşembe ve Cuma: 11:30-14:00 ve 15:00-19:15.
Cumartesi: iki haftada bir Cumartesi gün hizmete açıktır: 11:30-13:00 ve 13:30-17:30.

Persona de contacto / İrtibat Kişisi
Francisca Segura.

https://estambul.cervantes.es

bibest@cervantes.es

Red de bibliotecas del IC en la web social

  • Blogs de la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes
  • Facebook de la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes
  • Twitter
  • Instagram de la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes
  • Canal YouTube de la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes
  • Página de Pinterest de la RBIC

Calendario / Takvim

mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
© Instituto Cervantes 1997-2024. Reservados todos los derechos.