El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

   

Blog del Instituto Cervantes de Estambul

Biblioteca Álvaro Mutis

Tras los pasos de Tirante el Blanco (Itinerarios por Estambul 2017)

El 27 de marzo de 2018 en Itinerarios por Estambul por | Sin comentarios

Tras los pasos de Tirante el Blanco en Constantinopla (duración estimada 30 minutos*)
Autora: Lara Zabala
Cuarto Premio del Concurso Itinerarios por Estambul 2017

La ruta literaria “Tras los pasos de Tirante el Blanco» sigue la senda en Constantinopla del  protagonista de la novela  Tirante el Blanco (1490) del valenciano Joanot Martorell complaciendo a los amantes de la literatura caballeresca hispánica. Del poniente al oriente del Mare Nostrum pretende enlazar así Valencia y Estambul.

Miguel de Cervantes homenajea la novela Tirante el Blanco y la salva de la inquisición en uno de los episodios más conocidos de su Quijote calificándola como «el mejor libro del mundo».

Este libro es la excusa para recorrer con los ojos de Tirante el Blanco el actual barrio de Sultanahmet en la época de Constantinopla.

Recorreremos a pie los escenarios imaginados por Martorell pero jamás contemplados por sí mismo pues no hay constancia de que el autor valenciano viajara nunca a la capital del Imperio Bizantino.

Recordemos que nuestro protagonista, tras permanecer un tiempo en Inglaterra donde se adiestra como caballero, regresa a Bretaña. Acompañado del hijo del rey de Francia, contrarresta el asedio que sufre la isla de Rodas de los genoveses y del sultán de El Cairo.

Y por fin en el capítulo XII de la novela asistimos a la entrada triunfal de Tirante el Blanco en Constantinopla:

«Cuando el emperador supo que Tirante había venido, demostró gran alegría y dijo que, a su parecer, su hijo había resucitado. Las once galeras llegaron causando tales manifestaciones de alegría que hacían resonar toda la ciudad».

Palacio de Bukoleon (Fotografía Lara Zabala)

Palacio de Bukoleon (Fotografía Lara Zabala)

El emperador da la bienvenida a Tirante el Blanco en el puerto de Bukoleon a orillas del mar de Mármara.

Nosotros iniciamos nuestra ruta en el mismo punto por donde Tirante entra a Constantinopla: el puerto del Palacio de Bukoleon situado en Sultanahmet.

Se cree que fue construido por orden de Justiniano II  en el siglo V aunque sufrió innumerables ampliaciones y modificaciones a lo largo de la historia.

Las ruinas del palacio se encuentran integradas en la extensión de las antiguas murallas de la ciudad. En tiempos pasados fue una lujosa residencia adornada con estatuas de animales (algunas de ellas se exhiben en el Museo Arqueológico), pero a finales del siglo XIX con la apertura del ferrocarril que comunicaba el resto de Europa con la estación de tren de Sirkeci sufrió una gran mutilación arquitectónica.

Museo de los Mosaicos del Gran Palacio (Fotografía Lara Zabala)

Museo de los Mosaicos del Gran Palacio (Fotografía Lara Zabala)

Desde el palacio de Bukoleon nos dirigimos hasta el Museo de los Mosaicos del Gran Palacio.

Este es el lugar donde se erigió el antiguo palacio del emperador Constantino utilizado como residencia imperial entre los siglos IV a XII y sirve de escenario de la historia de amor entre nuestros protagonistas Tirante el Blanco y Carmesina.

Aunque el Gran Palacio se destruyó casi en su totalidad, sobrevivieron numerosos  mosaicos descubiertos en las excavaciones de 1935.

El patio del Museo se compone de mosaicos hechos con teselas diminutas y coloridas de la época de Justiniano en el siglo VI d.C. que  representan escenas de la vida diaria de la época.

Joanot Martorell nos describe con detalle el Gran Palacio que nunca vio:

«Pasaron a una gran sala trabajada muy artificiosamente que tenía las paredes de jaspes y de pórfidos de diversos colores, las ventanas y las columnas eran de cristal puro y el pavimento resplandecía, porque estaba hecho con material centelleante. Las imágenes de las paredes reproducían historias de Bores, Perceval y Galeas, de forma que se representaba toda la conquista del Santo Grial. El techo era de oro y de azul y alrededor estaban las imágenes, todas de oro, de todos los reyes de los cristianos, cada uno con corona en la cabeza y cetro en la mano; bajo los pies de cada rey había un canecillo con un escudo en el cual figuraban sus armas o su nombre en letras latinas.»

En realidad el Gran Palacio superaba los 20.000 pies cuadrados.

El Augusteo estaba situado  al sur de la Catedral, y era allí donde la calle principal de la ciudad, la Mese (‘calle media’, actualmente la calle Divan Yolu), comenzaba.

Baños de Roxelana (Fotografía Lara Zabala)

Baños de Roxelana (Fotografía Lara Zabala)

Al este del área se encontraba la casa del senado o el palacio de Magnaura, en donde, en su momento, fue ubicada la universidad, y también formaban parte del Gran Palacio los viejos baños de Zeuxippos.

Fueron construidos por Septimio Severo a finales del siglo II y  más tarde decorados por Constantino con mosaicos, columnas y estatuas procedentes de diversas partes del imperio.

En su gran patio o Gimnasio, había una gran colección de esculturas que fueron destruidas en el incendio del 532, durante la  Rebelión de Nika, junto con todos los edificios de los alrededores. Justiniano I mandó reconstruir, entre otros, ambos complejos. Aún existían los Baños de Zeuxippos en la época bizantina media, pero posteriormente fueron utilizados como fábrica de seda y como prisión.

Casi 1000 años más tarde, el afamado arquitecto otomano Sinan construyó los Baños de Roxelana (Haseki Hürrem Hammam) en el mismo emplazamiento. Su última reconstrucción es del 2008 y gracias a ella sus visitantes que quieran pueden disfrutar de un lujoso baño turco en ellos.

Milion (Fotografía Lara Zabala)

Milion (Fotografía Lara Zabala)

Y al oeste del área  se encuentra el Milion o marcador de la milla, desde el cual todas las distancias eran medidas y que hoy podemos contemplar.

Desde los Baños de Zeuxippos cruzamos el parque y el Milion queda enfrente.

A 5 minutos a pie desde el Milion llegamos al Hipódromo de la plaza de Sultanahmet donde Martorell narra la celebración de varios torneos de lucha a caballo en los que Tirante sale victorioso.

«En medio de la zona destinada a los torneos había un gran estrado cubierto de brocado, en cuyo centro se hallaba una silla ricamente adornada y con un eje que permitía que se pudiese girar.»

Obelisco en el Hipódromo (Fotografía Lara Zabala)

Obelisco en el Hipódromo (Fotografía Lara Zabala)

Construido en el año 200 d.c. y ampliado por el fundador de la ciudad Constantino el Grande, sirvió de centro de recreo para las gentes de Constantinopla durante más de mil años, ya que en él se realizaban las típicas carreras de carros, los circos y los conciertos.

Podemos ver en el hipódromo los 3 monumentos antiguos que el mismo Tirante el Blanco contemplaría en sus torneos:

EL OBELISCO EGIPCIO: el monumento más antiguo de Estambul, con más de 3500 años. Construido por el faraón Tutmoises II para conmemorar su victoria en Mesopotamia. De granito de color rosa, pesa más de 300 toneladas y mide 20 metros.

LA COLUMNA SERPENTINA: es el segundo monumento más antiguo del Hipódromo (479 d.c.) simboliza la victoria de las ciudades griegas contra los persas en Platea. Fue transportada por Constantino el Grande desde el templo de Apolo en Delfos. Durante la época bizantina fue utilizado como surtidor de agua.

LA COLUMNA DE CONSTANTINO: construida por el emperador Constantino VII en homenaje a su abuelo Basilius I. Hecha de piedra, inicialmente se recubrió con cobre y bronce aunque durante la cruzada latina el bronce fue arrancado para acuñar monedas. Mide 32 metros.

Santa Sofía (Fotografía Lara Zabala)

Santa Sofía (Fotografía Lara Zabala)

Desde el Hipódromo vemos ya la majestuosa figura del Museo de Santa Sofía que queda a 5 minutos a pie.

«Mientras, Tirante había acompañado al emperador a la gran iglesia de Santa Sofía, donde lo dejó leyendo las horas, y volvió a palacio para acompañar a la emperatriz y a Carmesina.»

La iglesia de Santa Sofía era a un tiempo la catedral de Constantinopla y la iglesia del Gran Palacio donde los personajes asisten a los oficios en diversos episodios de la novela de Martorell.

Tirante vence a los turcos, que han invadido Constantinopla, domina el norte de África y Persia, se casa con Carmesina, hija del emperador, y es nombrado César del Imperio. Pero en el capítulo XXXV muere cuando regresa a Constantinopla después de una de sus batallas.

En la novela asistimos a los funerales de Tirante el Blanco, su amada Carmesina y el Emperador que se celebran en la iglesia de Santa Sofía.

«También mandó hacer en la iglesia de Santa Sofía otro estrado mucho más bello y más alto que el de Tirante y muy bien adornado con telas de oro, según merecía el emperador, cuyo cuerpo hizo llevar allí. También hizo poner a la princesa a la derecha de Tirante sobre su misma cama.»

Constantino  consagró el templo en el año 360, hizo construir en el lugar donde hoy en día se sitúa el museo de Santa Sofía, la gran iglesia con el nombre de » Megale Ekklesia».

Sobre las ruinas de esta construcción de madera, que se incendió en el año 404, fue erigida por el arquitecto Rufinos una nueva iglesia más grande y resistente entre los años 404-406 y fue inaugurada para el culto en el año 416. El emperador Teodosio fue el mecenas de esta segunda iglesia con tres naves en forma basílica.

Este edificio, del que vemos  todavía los restos de su base, las escaleras y un friso decorado con relieves de corderos  delante del museo, fue prácticamente destruido por los enemigos del emperador durante la insurrección de Nika que empezó en el año 532.

El emperador Justiniano, que recuperó su trono después de la insurrección de Nika, entre los años 532-537, mandó construir el edificio que se visita hoy en día…

En 1453 fue tomada por el Imperio Otomano convirtiéndola en mezquita y en 1935 Atatürk la transformó en museo.

Con la visita al museo de Santa Sofía llegamos al final de nuestra ruta literaria gracias a la cual hemos seguido los pasos dados por Tirante el Blanco en Constantinopla:

«Cuando lo hubieron visto todo, dijo el emperador: —Capitán, os quiero contar la historia de esta antigua ciudad. Hace mucho tiempo que fue edificada y poblada de gente que era idólatra y, después de la destrucción de Troya, fue convertida a la santa fe católica por un noble y valentísimo caballero llamado Constantino, que era mi abuelo. Su padre había sido elegido emperador de Roma y era señor de toda Grecia y de muchas otras provincias. Cuando san Silvestre lo curó de una gran enfermedad que tenía, se hizo cristiano. Elevó a aquel santo al papado, puso el imperio de Roma bajo la custodia de la Iglesia y regresó a Grecia, donde se proclamó emperador. Le sucedió su hijo Constantino y abuelo mío, el cual, además de emperador, fue elegido Papa por su humanidad y benignidad. Entonces, mi abuelo edificó nuestra ciudad y le puso el nombre de Constantinopla donde, desde entonces, fue llamado emperador.»

(*Duración estimada: el recorrido se hace a pie en 30 minutos desde el punto de salida hasta el punto final; no contamos con el tiempo que los visitantes empleen en visitar cada monumento o en el hamam).

Texto y fotografías: Lara Zabala

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Deja un comentario

  • Twitter
  • Facebook
  • RSS

Biblioteca Álvaro Mutis / Álvaro Mutis Kütüphanesi

Logotipo del Instituto Cervantes

Dirección / Adres:
Tarlabaşı Bulvarı, Zambak Sok 25
34435 Taksim/İstanbul

Horario
Martes-miércoles-jueves, de 11.30 a 14.00 y de 15.00 a 19.15;
Viernes, de 11.30 a 14.00 y de 15.00 a 17.00 Sábados, de 11.30 a 13.00 y de 13.30 a 17.00
Domingos y lunes, cerrado

Çalışma Saatleri
Salı, Çarşamba, Perşembe ve Cuma: 11:30-14:00 ve 15:00-19:15.
Cumartesi: iki haftada bir Cumartesi gün hizmete açıktır: 11:30-13:00 ve 13:30-17:30.

Persona de contacto / İrtibat Kişisi
Francisca Segura.

https://estambul.cervantes.es

bibest@cervantes.es

Red de bibliotecas del IC en la web social

  • Blogs de la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes
  • Facebook de la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes
  • Twitter
  • Instagram de la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes
  • Canal YouTube de la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes
  • Página de Pinterest de la RBIC

Calendario / Takvim

junio 2024
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
© Instituto Cervantes 1997-2024. Reservados todos los derechos.